20.3.07

COSAS

Una vez entrevisté a Pettinato como escritor, a Robi Rosa en una época muy extraña y trabajé por unos días con Shakira cuando era casi alguien. Cosas del mundo del espectáculo que me acercaron a esos personajes cuando aún no andaban en limusinas ni tenían la golden.
Petti (se escribe así, las dos t adelante, porque así está en su libro) había editado Sumo, la jungla del poder, esto fue hace mucho tiempo. Y fui a verlo a un hotel para hacerle la nota, un hotel de tres estrellas como máximo donde él estaba solo, no teñido y menos con zapatos y saco llamativos. Hablamos bastante sobre su pasado rocker, su llegada a la banda de Prodan y sus delirios. Me firmó un libro "con amor" y alguno que otro chiste. Hoy el libro no se consigue.
Otra vez tuvimos la oportunidad de entrevistarlo a Robi Draco Rosa, ex Menudo, productor y autor de letras de Ricky Martin y actual solista. El tipo era muy excéntrico, había habitado con unos aborígenes de no se donde y tenía el pelo larguísimo teñido con henna y hablaba super pausado. Era en la época en que se iniciaba como solista. Contaba que escuchaba bandas que nunca te hubieras imaginada con su pasado musical a la vista. También fue amable y sensible. Pero en ese momento le duraba la influencia aborigen y sus sustancias también.
A Shakira la conocí cuando una amiga me invitó para participar en la producción de un programa de juegos para la MTV. No sé en que basaron el casting para tal delirio (una especie de Telematch cocoliche, muy editado onda futurista) porque los personajes iban desde Shakira al Mosca de 2 minutos. En ambos extremos figuraban la solicitud de un peluquero personal y la infaltable cerveza de litro. La colombiana tenía entonces el pelo oscuro hasta la cintura y unas caderas un poco más anchas que ahora. Se manejaba con una simpatía abrumadora siempre al lado de papá, mamá y su hermano que también era el manager. Ya tenía bien en claro ciertos caprichitos de estrella pero nosotros no, porque recién comenzaba a vender discos por estos lados. Mi tarea consistía (una vez instalados los juegos que llevó un para de semanas agotadoras) buscar, llevar, traer y acompañar a un grupo de artistas. Reírme de sus chistes, conseguirles algo que podían pedir y explicarles los absurdos juegos. Mirala ahora vos a la pies descalzos. Un compañero que hace poco estuvo en Jordania! me comentó que allá mueren por ella.
Esta brevedad podría llamarse también "la tangente del camino a la fama".

5 comentarios:

Patrizio dijo...

Cómo cambia la gente ¿eh?
En realidad, no sé qué es de la vida de Roby Rosa, pero me acuerdo que cuando lo conocí como solista me sorprendió. La última vez que lo había visto, había sido en Menudo. Y me sorprendió gratamente lo que estaba haciendo. Pero nunca más supe nada de él.
En cuanto a Pettinato y Shakira, bueno, se les subió un poco a la cabeza la cosa ¿no? Está bien que les fue mucho mejor de lo que deben haber soñado (cada uno en lo suyo).
Y bueno, vos fuiste parte de esa tangente en el camino a la fama, che. ¿Quién te lo quita?

Gabriel dijo...

Bueno nena.. aprovechá ahora entonces para hacerme esa nota que tanto venís postergando. Mirá que después el filtro que pienso poner va a ser terrible!

Besos pero apurate ;)

Adrian Pegaso dijo...

Que buenas experiencias!

Creo que a todos los que en su epoca son unos desconocidos llegado su minuto de fama son unos imbancables.

Son pocos los que conservar la misma humildad que traian desde sus comienzos (y hasta ahi...)

Bexos
Ad

lilia dijo...

Con esta forma de escribir Ross, pronto la famosa serás tú.
Y de los tipos que mencionas, ni siquiera los conozco, así que no son tan famosos, ya ves, la única es Shakira, que aquí en México sólo a veces se habla de ella. Besos.

Anónimo dijo...

Contá que también conocés a Kaled Pan, ¿dale? ¿Es excéntrico? ¿Es gay?