22.7.07

INTOLERANTES

En pos de la libertad de expresión, de circulación y de diversión he visto, en este último tiempo, una creciente intolerancia que prolifera en medios, blogs y obviamente, en las personas que que la sostienen. Un poco en joda, un poco en serio, escucho en Radio 10 hace un ratito nomás (¿quién me manda a poner esa radio?) un conductor que dice: se vienen las dos peores semanas del año, niños por todos lados, no se puede andar por el centro, ir al cine o los shoppings. Entonces, guardate querido. Eso no es lo peor, lo puede haber hecho en tono de gracia e ironía. Pero renace la intolerancia y explota en la gente que llama y deja mensajes y enseñan ferozmente a los padres a educar a los chicos con la ley del garrote. Que critican el olor a pochocho, las risas, y los juegos en la vereda. Que por dos semanas no encontrarán lugar para apoyar sus culos pesados en el transporte urbano y tendrán que aminorar su paso ante el trencito emponchado de los chicos. Vamos, que no nacimos así, perfectitos, atildaditos y circunspectos, corriendo a los pedos para llegar donde sea. Sacate el mocasín un par de días. Haceles masa de sal, buscales un circuito menos atestado, más libre de humo y smog y con más posibilidades de conocer algo archi conocido y desapercibido. Estamos rodeados de viejos vinagres, que se avinagren en su frasco. Y a la noche caete rendido con la respiración pesada de haber andado a tontas y locas todo el día bajo el sol del invierno, con grados bajo cero que no transmiten frío cuando diste la primer vuelta manzana en bici. Hacé papas fritas, panchos, hamburguesas y galletitas al horno. Enseñales a volar un barrilete, a hacer globos con el chicle y a saltar a la soga. Sacales fotos y dejales que te saquen a vos. Dejalos andar sucios y ridículos. Basta de intolerancia. Nos agachemos por unos instantes a ver el mundo desde su altura. La infancia es el período más corto de la vida. Si un día pedís "pido" dejáselos a una tía o abuela solidaria que ambas partes estarán agradecidas. ¿Que te creíste que las de invierno eran tus vacaciones?

(En la foto, ella aprendiendo a patinar en pista de hielo)

18 comentarios:

Uninvited dijo...

Aplausos!!!
Aplausos de pie y tirando ramos de flores :D :D

laura dijo...

Adhiero absolutamente! Una genia!
Más aplausos desde acá!
beso grande

laura

cristian calvani dijo...

ME ENCANTO EL POST! TENES TODA LA RAZON, AGUANTEN LAS VACAS LLENAS DE CHICOS, CINES LLENOS, GRITERIO, ETC, ETC, QUE AL MENOS LE PONEN COLOR Y VIDA AL INVIERNO.

DEG dijo...

Yo fui uno de los que puteó (en mi propio blog, of course), pero no contra los chicos, que no tienen la culpa, sino contra los padres maleducados y los empresarios de espectáculos, mercenarios, ladrones y oportunistas. Y quizás algo de razón tenga ;)

Rossana Vanadía dijo...

Uninvited, que las flores no tengan espinas, che... jejeje
laura, hay alternativas, no?
Cristian, gracias Cris, tenès algùn chico prestao para pasear?
Deg, quizàs algo de razòn tengas, pero a eso voy, dirijamos bien los dardos y apuntemos al centro del problema. Y saquemos los chicos del centro. Se pueden hacer otras cosas, no?

María Elena dijo...

Muy buen post!.
A mi me encanta ir al cine durante las vacaciones de invierno por la espontaneidad de las risas de los chicos y algunos comentarios imperdibles.
Estoy convencida de que disfrutan más una tarde en el parque de las naciones con bici, pelota y patineta que una tarde en Neverland.

Adrian Pegaso dijo...

Estoy en pleno acuerdo en lo que ambos comentarios que dejan vos y Deg plantean claramente.

Convivimos con tanta gente que a veces a uno le resulta incomoda durante todo el año tambien es posible que convivamos con los niños que tienen su descanso merecido.

Bexos
Ad

ximena dijo...

¡lindo, lindo Ros, lo que decís, cómo lo sentís!,
vamos con las vaca de invierno llenas de chicos prodigando luz con su existir, ojalá todos pudieran verla, viviríamos en un mundo seguramente más feliz,
un beso grande

Rossana Vanadía dijo...

Ojo que yo no soy Jacinta Pichimahuida ni la Mona Jacinta, pero toda esta fobia malintencionada contra los chicos me provoca esa salida. Ese permanente revuelo de chiquito salí, no estorben, "que eso no se hace que eso no se dice que eso no se toca". Admito que también me canso y todo eso. Pero mis recreos son otra cosa y no trato de mezclarlos con el pasatiempo de los niños. Algunos espacios son exclusivos para los niños, otros para los adultos y otros posibles de compartir.

*cyn* dijo...

como habras visto yo hice un post quejandome de esto. A mi no me molestan mis hijos obvio, para que aclarar esto no? . Ellos tienen a su abuela que sufrira por mi llevandolos a pasear, si es que ellos tienen ganas. Lo que no puedo entender es como los padres nos ponemos locos y nos exigimos que si son vacaciones HAY QUE SALIR A LA CALLE. Por eso, conmigo estos fines de semana mas que ir al club o que venga a algun amiguito no cuenten. Podremos hacer otras cosas en casa y divertirnos diferente, a mi me molesta el padre loco ansioso que le transmite al hijo la locura que todos tienen por salir al cine, al zoo o lo que sea en las vacaciones.
Beso

Rossana Vanadía dijo...

No es que noto que molesten nuestros hijos, sino la niñez en gral. Son dos semanas, de julio para volver a la rutina. Acá ya volvimso y es como si no hubiera pasado nada. Y sí, hay mucho para entretenerlos fuera del despelote.

Laura dijo...

Buenísimo el post!!!!
Yo coincido! Tengo un amiga que odia el gentío (no los chicos en especial) de las vacaciones de invierno. Sabiamente, se queda en su casa.
Que la imiten todas las orejas a las que les molestan las risas y las uñas sucias.
Besos!

adriana dijo...

Ro yo aparte de aplausos y flores agrego chapeaux ,tu relato llego a emocionarme hasta las lagrimas y me llevo a los setenta cuando los mas maravilloso de mundo era subirnos en el "Rayo de sol" y tratar de devorarnos ese Bs As que siempre se nos hacia tan lejano veredas , zoo ,subte ,magia en las hermosas vacaciones de julio javier vos ,yo mama , y una carcajada constante ¿te acordas?

tu prima Adriana

Rossana Vanadía dijo...

Jamás me voy a olvidar Adri. Los camarotes, los almuerzos en Santa Generosa, el Hotel de Colegiales, los canales de TV. Inolvidables momentos al lado de mis verdaderos primos!

mardevientos dijo...

para QUEMARLO vivo!!

Y bueno... seguro que al personaje le gusta no ser "molestado".
Seguro que EL NO TIENE el placer cercer a sus hijos..
Se ve que casi seguro NO LOS TIENE, y posiblemente no los tendra.
Y que te ponemos como abanderada encontra de personajes como este!

Saludos Ro!

Rossana Vanadía dijo...

Lo peor del perso en cuestión es que hace reaccionar ese montón de viejas que se embola que le pisan la vereda encerada al mediodía!

horacio dijo...

quienes no tienen hijos o sobrinos son los más intolerantes, me parece. saludos.

giselisima dijo...

Pero de esa radio tambien....Igual el centro es un caos siempre y eso no tiene nada que ver con los chicos..Que yo ya no se de que mas disfrazarme con los mios es ooootro tema.