17.11.07

ALMA DE IGUANA

Por fin -aparentemente- estalló el verano en este lado del mundo. Hoy mi ánimo cambió. Salimos a andar en bici con los niños por la ciclovía, bebimos agua porque sí y compramos pescado fresco para el almuerzo. La mañana también dio para tomar sol con su compañía, hacer burbujas, tomar mates lavados y jugar con los perros. Diversión gratuita y cotidiana. Entrecierro los ojos y veo que los saurios tortugos se persiguen excitados y no dejan diente de león en pié. Proyecto los días largos, las picadas en el patio a la nochecita, las caminatas temprano y tener suficiente repelente. Mantener la casa fresca, andar descalzos y ducharnos varias veces al día. Usar ropa clara, escotes y cabello recogido. Masticar hielo, todo el día. Para eso tenemos el freezer equipado con las cubeteras llenas. Casi diría que es lo único que permanece y se renueva constantemente en ese sector. Me agarró con fuerzas, no?

7 comentarios:

Cloe dijo...

Las hojas acuchilladas del diente de león adornan mi imaginario de adolescencia, quizá tardía, pero despreocupada... con mis amigos comíamos asados en Córdoba y hacíamos ensaladas con los dientes de león del jardín de la casa o el campito en el que nos agarrara el día, o la noche... A falta de achicoria, o radicheta, como se dice en porteño, bueno son los yuyos... cordobeses. Y la sandía que se chorrea por el cuello, bajo el sauce, a la orilla del río. Córdoba, para que lo sepas, porteño. Córdoba. (parafraseo al vesre una genial línea de Andrés Rivera sobre el Gral.Paz: "Buenos Aires, para que lo sepas, cordobés. Buenos Aires".
Desde el protoinviernito (que también me piace) del norte, salud,

Alicia R. dijo...

¡Qué lindo ese calorcito que revive las ganas! :-)

Viole dijo...

Hiciste una renovación de look bloguer? jejeje se vino el calor? ayer acá estuvo pesadisimo,....
Adoro el verano, porque soy otra, la viole de invierno se enferma de depre por la falta de luz y duda mucho de que le queden bien los pantalones y las zapitillas, asi como el color amarillento de la pei. El verano florece Viole. Pero este no se, porque me va a tener un poco chorreada (en muchos sentidos) sin pileta ni sol...con otros soles...
mua!

beacriz dijo...

Me encantan los días de invierno, pero este año fueron dos en uno, primero en el norte y después acá. Tengo de sobra por un tiempo, así que.... bienvenido verano. Besos

andy dijo...

Me encanta el verano y todo lo que acabas de nombrar, ese olorcito a jazmines mezclado con calor y helado de frutilla!Un beso

Rossana Vanadía dijo...

Cloe, jamás la comí en ensalada. Pero debe ser rico porque las tortugas no dejan una. Bueno, no sè que onda el gusto de las tortugas...
Alicia, a mí me revive. A otros no!
Viole, solo por un tiempo. Después disfrutarán las dos del sol a full.
Beacriz, y deseabas de una el verano, no? yo no soporto vivir nublada mucho tiempo.
Andy, el helado mmmm. Que tentaciòn! De todos los gustos posibles.

laura dijo...

El verano x acá viene bastante clotímico. El calor me agobia: disfruto mucho las mañanitas y las tardes, fácil de vestirse, pelos recogidos, ojotas...pero el calorazo nooo por favor.