22.12.07

NAVINESTESIA

A pesar de no tener creencias religiosas festejamos, es un decir, la navidad. O sea, armamos el dichoso pino, cenamos y brindamos. Más allá de que no pueda evitar extrañar tiempos pasados, el trance anestésico que me aqueja en estas festividades es poderoso. Digo así, anestésico, porque cierro la canilla para no llorar, pongo piloto automático y funciono.
En casa teníamos un patio de baldosas rojas y amarillas, una parra de uva chinche, un par de hermanos mayores y lo más importante: papá y mamá. Ellos se encargaron de alimentar la tradición de noches largas cenando bajo las estrellas con tíos, primos, cuetes y regalos. Mi papá lloraba a la medianoche durante el brindis, luego nos apretábamos y emocionados nos deseábamos lo mejor. Nos declarábamos amor a perpetuidad y si había alguna aspereza, se limaba. Un año me encontré con una caja al descubierto y una muñeca hablando entre las luces del arbolito. Otro, con las zapatillas de moda, la bici fue regalo de los reyes, siempre pero siempre hubo sorpresas. Al soltero de turno se le destinaba una bota de plástico de Papá Noel en la que se depositaban unos dinerillos. Recuerdo hasta que una vez un vecino enfundado en el dichoso traje rojo, sacó de la bolsa un cascabel y una taza que fueron mi tesoro durante mucho tiempo.
Un día se apagaron los fuegos artificiales que sostenían esa mesa con mantel almidonado para la ocasión. Y me tocó el turno de compartir la punta de la comilona. Pero ya no encuentro brindis emocionantes, extraño a morir a mis viejos, no supe o no pude chocar copas con mis hermanos a la medianoche del 24 y el dolor me anestesió. Me convirtió en un aparato que recibe, sirve y despacha. Prepara presentes, los justos, solamente eso. Y levanta la copa a medio metro. Igual, las otras, no dejan de ser un buen recuerdo. Pero a éstas, tendrán que poner voluntad para convertirlas en algo bello. Lo siento, esto no me sale.

18 comentarios:

Silvana dijo...

Uy, me has hecho llorar a moco tendido. Tengo la suerte de tener a mis viejos, pero la última Navidad que pasé con ellos fue la del 2004.
También pongo el "piloto automático" en Navidad y hago de cuenta que es una cena más, como cualquier otra con la familia política.
Un beso grande.

Rossana Vanadía dijo...

Silvana, vos apretá las piernas, quedate quietita y empollá. No tenés que pensar boludeces. Besos.

Silvana dijo...

Ja, ja. Es cierto. En estos días, todo ooooommmmmmm

LAUREANA dijo...

Qué cosa, es el momento en que las ausencias se hacen presentes, se extrañan y duelen como nunca, a mí me gustaron mucho siempre las fiestas, de todas formas este no fue un año fácil, no me encuentran tan bien parada como otras veces. Igual vale lo del piloto automático, claro que vale, y agarrarse del entusiasmo de los chicos, la prepotencia de su alegría a veces contagia. Un beso grande para vos y tu familia!

Kolo dijo...

Yo extraño las navidades con mis abuelosssssssssss... Ahora pienso que Joaquina no va a tener eso que tuvieron mis otros hijos...
Bueeeeeeee, BASTAAAAAAAA... Beso gigante

madre hay una sola dijo...

No sé qué decirte, cualquier cosa suena a consuelo estúpido. A tu blog me remito: ya pasará. O no, no sé. Abrazos fuertísimos para todos, salchicha y negrita incluídos.

BeaCriZ dijo...

no hay anestesia que haga que nuestra mente deje de funcionar. dejala que siga. solo redireccionala hacia la felicidad. a tus viejos y a tus hijos no les va a gustar verte triste o peor todavía, anestesiada. besos y abrazos.
PD si tenés unos minutos pasá por mi blog.

laura dijo...

beso grande Ross

Viole dijo...

que linda estás en esa foto!!!!!
creo que cuando uno crece siempre trasnforma la navidad en un lindo recuerdo y en un tedioso presente, donde nos preocupa mas cómo limpiaremos al día siguieten que porqué brindar...
es así... yo también amaba la navi...porque mi madre la hacía un ritual lleno de sorpresas...sim embargo mañana la pasaremos solas, mi madre y yo, en este depto, con la catalina...sin festejo, con el amor de todos los dias supongo...lo preferi asi porque odio "el evento" naviad visto desde grande...y como desde el año proxima tendre una nenita chiquita, me tomo vacaciones este para prepararme como madre fecilitadora de ritos...que tal vez no disfruta pero hace disfrutar...
besasosss

Rossana Vanadía dijo...

Gracias Laurena, igualmente. Obvio que rescato cosas pero ando así, anestesiada.
Kolo, tenés razón, basta.
Madre... toda la razón del mundo y ese es el motivo: ya pasará.
Bea, trataré de hacer tu ejercicio, antes de medianoche. Lo prometo y muchas gracias.
Lau, un beso grande y podré conseguir el libro antes de irme de vacas en febrero?
Gracias Viole, me hace acordar a la primera navidad de Azul, tenía apenas un mes y todos protegiéndola. Mirá ahora, pidió un micrófono de verdad. Y no para de revolotear a mi alrededor. Eso es mutar. Pero es inevitable ese recuerdo que tengo. Besos a los tres y a la mamma.

El (ya no) Misterioso Sr. P. dijo...

OK: Más abrazos fuertes y menos largos adioses.

Mirko dijo...

Fili navidá Ross!!!! Un beso gigante

ines dijo...

con la autoridad moralbloguera, que eh adquirido por estos meses que te visito frecuentemente,por ser mas vieja que vos te digo CARAJO MIERDA !!! ESO TE ENSEÑARON LOS VIEJOS ????
tomá me puse en madre autoritaria,a poner el pechito y recordar con alegria a quienes nos amron incondicionalmente.
viste te ligaste un reto y una madre que te rompa los cocos

magimu dijo...

no sabes cuanto te entiendo y que parecido siento para esta fecha.

La Ele dijo...

UUU, me hiciste shorar!Tengo la suerte de tener todavía a mis viejos, pero cuando paso Navidad lejos de ellos me pasa igual, me anestesio, pero se me nota demasiado en la cara y empiezan los "te pasa algo??". Creo que ahora es tiempo de empezar a crear la magia de navidad para tus peques. Un beso gigante.

Willowcita dijo...

yo en tu casa me haría rica, porque soy la soltera de turno que sacó todos los numeros.

y a mi medio como que se me frunce el corazón pq extraño a mi papis :(

Rossana Vanadía dijo...

SR. P. Mire que su adiós está convirtiendose en prolongado. Ya es hora que se pase por Cba, no?
Mirko, gracias, un abrazo!
Inés, eso es lo mismo que después que te golpeaste, te reten. Gracias igual! Por suerte estoy de pie.
Magimu, creo que somos muchos ...
La Ele, no sé que habrán sentido mis padres entonces, la verdad que en la infancia todo tiene otro sabor.
Willowcita. Los premiados fueron los niños y cómo!

horacio dijo...

de niño fueron maravillosas todas, de grande son sólo un trámite a cumplir. besos y fuerza!