20.5.08

MIRÁ EL PAJARITO


La escena es perfecta: el niño te sonríe como nunca, el Bobby se paró en dos patas, tu suegra se dignó posar abrazada a tu suegro o la pelota entró en el arco. Disparaste y, cuando mirás el visor (ahora, antes era la copia color), hay un dedazo, o les cortaste la cabeza o te salió movida. Ojo, le ha pasado hasta a los más grandes fotógrafos cuando un rollo se les veló, un gol se perdió ante el inesperado estornudo o el cóndor se voló saliendo del maravilloso cuadro con las montañas de fondo. Una vez, retirando unas credenciales en Rosario para un concierto de Sting y con mi estupenda Pentax al cuello, el blondo británico me pasó a medio metro y no atiné a levantarla y sacarle una instantánea. Otra: mi hermano tenía un tordo negro, que según él, era super inteligente, el pájaro andaba suelto por el patio y se posaba en su hombro, yo le saqué "la foto"... eso creía... hasta que vi la copia y el ave negra con fondo negro, no se distinguía. Tampoco se sabe a qué se debe la cara de orgullo de mi caro fratello en la imagen. ¿Tenés alguna desventura como fotógrafo/a aficionado?

9 comentarios:

Marcela y Sergio dijo...

No hace mucho estamos en el mundo de la fotografía pero circunstancias similares a las que relatás nos pasan casi a diario con nuestro hijo y sus diferentes muecas. Es más la mayoría de las tomas son bajo techo y el flash lo obliga a salir retratado con OJOS CERRADOS!!!!!!!
Saludos Nosotros

Araña con antifaz dijo...

Si.. Haber ido de viaje y sacar y sacar fotos y cuando me di cuenta de que eran muuuuchas, muuuuchas, ver el visor donde indica la cantidad y darme cuenta con horror que no tenia rollo puesto..

Si, pa darse la cabeza contra la pared..

LaUReAna dijo...

Me faltan TODAS las fotos de Julián recién nacido, cuando lo bañaban y lo vestían por primera vez en la Neo, el papá estaba tan emocionado que no sacó la tapa. Todavía no se lo perdoné me parece...!

Thiago dijo...

Absolutamente perfecto.

Gilda dijo...

Cuanta razón que tenés!, mira el miércoles fue el cumple de mi sobrino y cuando llegamos a casa miramos las fotos, algunas que decís que hiciste? a quien le quisiste sacar una foto? al suelo?ni hablar de la filmación , casi me muero. Será cuestión de aprender.
Llegué a tu blog no sé como , si te parece te agrego al mío.
Un beso.

Marce dijo...

jajajjajaja suele pasar. besos

Silvana dijo...

Cuando mi hermano cumplió 2 añitos sacamos miles de fotos. Fiesta genial, payasos, etc. El rollo estaba mal puesto y no corrió. Ni una sola foto de recuerdo...
A mí me pasó con las fotos de mi viaje de egresados a Carlos Paz. Saqué muchas de noche pensando que se vería lo de atrás y salí solita, sobre un fondo negrísimo, que bien podía ser en la puerta de mi casa, ja, ja.

madre hay una sola dijo...

Me ha pasado. Pero también lo contrario, o sea sacar una foto absolutamente olvidable y al ir a revelarla salió movida y es una especie de paisaje faérico de colores suaves y esferas de luces. Todo se compensa, supongo.

Covolta dijo...

A mí me fascina la fotografía.
Todavía no hice un curso, lo tengo pendiente.
Y como conozco algo por haber leído bastante, por tener cámaras que más o menos zafan (también tuve una pentax que me la robaron, buaaaaaa), me ponto tan pero tan nerviosa cuando quiero sacar fotos, porque sé cual es el resultado final, una pedorrada !!!!!!
Si puedo, el año que viene hago un curso.

Besos