5.5.08

PRIMER ROUND

Como casi todo el mundo que tiene hijos o ha tenido hermanos, sabe que la mitad de la infancia te la pasas boxeando. Que le dije, que me dijo, que me toca mis cosas, se ponen la traba, se sacan la silla y una fila de etcéteras. Ahora la onda es repetir lo que el otro dice. Entonces uno dice algo, el otro repite y luego el primero acusa, y el otro acusa que antes el primero era el que repetía. Interminable. El cuento del gran bonete. Una de las soluciones propuestas por muá: decir palabras difíciles, "no sé si tengo que tomar antibiótico" y cuando repiten se equivocan y se terminan riendo. Otras palabras difíciles que se pueden adosar: pluscuamperfecto, transatlántico, estatua, hipopótamo. Se terminan riendo de las interpretaciones y se olvidan de la pelea. Por cinco minutos. Sin embargo para las trompadas tengo otro truco que al menos por ahora, surte efecto: cosquillas. ¿Porqué en vez de pegarse no se hacen cosquillas? Primero la sugerencia los descoloca (hay un parate) luego las cosquillas los hace reír. Viene la tregua. Por otro cinco minutos. Entonces me tomo un té o escribo un post.

9 comentarios:

Vero dijo...

Ya lo estoy adaptando a la edad de M&M porque me tienen re podrida con las peleas, no me gusta tomar partido porque nunca se realmente quien tiene razon o quien molesto primero, pero de alguna manera tengo que intervenir porque ya esta pasando a castaño oscuro. Gracias....gracias...gracias, hoy arranco.

La Ele dijo...

Lo voy a poner en práctica ya! Te admiro la creatividad en medio del caos, a mi no se me ocurre otra cosa más que pegarles un grito!

Carito dijo...

Hola Rossana, me leí de tirón varios post tuyos y me han encantando.
Me puedo quedar?? :)

LaUReAna dijo...

Con lo de hacerse la traba a cada paso, y con que ella le dice gay al otro y el otro le dice enana culona a ella ya estoy acobardada. Me llevo las dos sugerencias a ver si descomprimimos un poco el asunto, gracias Ross, besos!

Marce dijo...

gracias, lo pondre en practica con Tadeo. besos

Rossana Vanadía dijo...

Vero, igual pelean pero por un minuto se distiende., después vuelve el kilombo.
Ele, las crisis nos vuelven creativos, remember.
Carito, bienvenida siempre! quedate!
Laureana, esos si que se saben ofender, que pendejos!
Marce, despuès contame.

M dijo...

ross: imaginate yo, que tengo dos varones, mi casa es como titanes en el ring, se corren por toda la casa con cualquier cosa, espadas muñecos que se revolean, zapatillas, se tiran de un sillón a otro... en fin, agotadores los pibes.
voy a implementar lo de las cosquillas!
besos

Laura González dijo...

Los míos son muy chiquitos, todavía no se pelean. Pero entre esto y lo que se viene en la adolescencia, ya estoy acobardada. QUE NO CREZCAN!!!

La Colo dijo...

esa etapa de las peleas es I-N.S.U-F-R-I-B-L-E-S...