15.5.08

UN ZAPATO EN LA CABEZA

La película Brazil (1985, Terry Guilliam) es una de esas joyitas que no estaría de más revisar. Una de las tantas aristas que ofrece -en un retrofuturo desfigurado y descolorido- se refiere a las transformaciones (deformaciones) de una mujer que se somete a todo tipo de cirugías estéticas. Hoy, esa imagen no tan sólo la ofrece el mundo del espectáculo sino que extiende a la sociedad en forma similar e igualmente patetética. Moldes de narices, mandíbulas, pómulos, párpados, pechos, traseros y abdominales. La industria de la cirugía contribuye a la seriación de rostros y cuerpos. No quiero exponer un apócrifo"¿dónde hemos llegado?", pero si cuestionarme si es otra forma de goce que aún no me interesa experimentar.

11 comentarios:

Star dijo...

digale NO a la cirugia estética! jajaja

tampoco se trata de ser tan extremista, creo que por ahí una plástica puede ayudar con el autoestima de una persona. Sin embargo, lo que decís es verdad: cada vez hay mujeres más iguales, todas Barbies, alentadas por los medios de comunicación.

saludos!

Rossana Vanadía dijo...

Star, creo que más ayuda a la autoestima una buena terapia, jaja que unos soberbios pomelos bajo un escote. El extremo vino por el exceso. Dicen que, además, es adicitivo.

tia elsa dijo...

Si, en la actualidad se hizo accecible a muchos dado que hay hasta prepagas y obras sociales que te reconocen una cirugía, y concuerdo con vos que a veces parecen sacadas de un molde. Pero también concuerdo con Star en que puede ayudar a levantar la autoestima cuando realmente una persona está muy acomplejada o se ve mal. Bueno es un tema que da para mucho. Gracias por pasar por mi blog, te seguiré leyendo, Tía Elsa.

Rossana Vanadía dijo...

Tía, entiendo, pero hablo de la industria de la estética, no de corregir algo. De la sobredimensión del asunto. O hay tantísima gente con problema de autoestima?

José Glanzmann dijo...

estuve a punto verla esa peli hace un mes en un cineclub acá en VM, me llama la atenciòn porq es de ciencia ficcion pero vi Blade Runner, ya la bajaré, jeje

Lo de las cirujías, sin pensarlo mucho, me da un poco de miedito aunque vea q a la misma presidenta le siente comodo.

saludos

VG de A dijo...

Dos cosas: Brazil es buenísima buenísima! Tiene tantas cosas para enfocar que nunca me detuve particularmente en el de las cirugías.

En cuanto a las plásticas, coincido con que individualmente, que cada uno haga lo que quiera; pero es cierto que existe un ¿comercio? ¿moda? ¿negocio?...

Otra forma de verlo es que hoy por hoy es más fácil vivir siendo parte (igualita a alguien!!) que luchar con tus individualidades que te apartan de ese todo... lo ves con los adolescentes, con los programas de tele que hacen todo lo mismo, hasta con los profesores que terminan haciendo copy.paste de sus clases... la tendencia es a no personalizar nada y buscar la forma a subirte al colectivo!!!

Bua, me colgué.

Saludos!!!

Rossana Vanadía dijo...

José, mirala, Brazil es muy buena, el tema de las cirugías es solamente un átomo de ese universo. Pero cabe.
Vg de A. Es que sería muy raro que se ponga de moda? ser crítico, pensar, antes que copiar. Romeríamos ese comercio. No?

LaUReAna dijo...

Qué buena peli Brazil, cuánto hace que no la veo!! Y respecto a lo de las cirugías, aunque algunas de mis partes piden a gritos un recauchutaje, paso!! Me impresiona sobre todo el tema de las caras, como Nicole Kidman que parece el Guasón, y lo de los médicos, que inescrupulosamente operan sin pensar que la cosa, para esa paciente ponele, casi siempre va por otro lado, más profundo. Todo un tema, un beso Ross!

laura dijo...

Mucho más que las "modelos" operadas, o el momento en el que todas eran rubias iguales menemistas, me impresionan MAL las señoras grandes, viejas, tan estiradas, con la piel finita, poco pelo acomodado para q parezca más, los ojos raros, los labios así, y los escotes arrugaditos de abuelita escondida y maltratada por no poder ser, y las manos que delatan. No veo más que mucho dolor en esas caras. No puedo ver más que mucho dolor por no poder aceptar la inevitabilidad del paso del tiempo. Desesperación.

Y sí, es adictivo.

Marce dijo...

uyyyyyyyyyy si me acuerdo de esa peli, pero ahora que la mencionas creo que este es un boom para lo que esa peli planteaba. Yo digo que si por necesidad me da cagazo el quirofano por placer ni en pedo. besos.

horacio dijo...

q manera de haber monstruos! ej uno: adriana aguirre, pobre como le qdó la raca un horror. ej dos: la q se cayó de un 7mo piso no me acuerdo el nombre pero sus pomulos son un horror!!! salud!