1.8.08

ME DA PENITA

Me da pena lo que oigo en las noticias, lo que veo y leo. De tanto tiempo pulular por un medio de noticias en particular, siento eso, congojas.
Me apena verlo a García apachuchado en una ambulancia, me causan dolor los destrozos de anteayer, me despiertan angustia las noticias sobre desnutrición, abandonos y enfermedades en bebés y niños. Los incendios de geriátricos, el maltrato y la discriminación en los jóvenes. La desocupación, la pobreza, las penurias de los obreros.
Algo que era cotidiano, que es parte de esta ida, pum, de un día para el otro me tira mal. Ayer buscando información de hace no sé cuántos años atrás pude reafirmar que todo sigue igual. Que cagada, loco, que dolor. Me caían las lágrimas y no podía parar de pensar.
Asistimos y somos protagonistas en este mundo de locos, enseñamos a ser buenas personas a nuestros hijos mientras tratamos de serlo. Votamos, creemos, confiamos y mirá. Fijate en donde estamos metidos. Y ojo, el daño, el político, el delincuente, el asesino, el violador, el dictador, salen de la gente, de un barrio y de una casa. Puaj.

13 comentarios:

MARCE dijo...

ES TERRIBLE
PERO LO PEOR :
nadie sale a cacerolear por las calles de esta urbe en protesta por la muerte de los pibes en el Chaco con dìas sin comer,o por el tràfico de bebès en Añatuyà,o los tres hermanos que todas las tardes revuelven la basura en la esquina de mi casa o la del vecino...
sì,ellos tendrìan que ser`los ùnicos con privilegios,como decìa Eva .
Làstima .

Marcela y Sergio dijo...

Adherimos a esa sensación de pena, tristeza por todo lo que está sucediendo.
Hay un libro Paul Lewis, "La Crisis del Capitalismo argentino, 1993, FCE.) Con matices hace un raconto a lo largo de la historia de nuestro país y siempre, pero siempre, se repiten los mismos problemas económicos en este caso. Es una especie de rueda de la cual, parece, los argentinos no podemos salir.
Saludos Nosotros

José Glanzmann dijo...

Si es patetico todo eso. Sin ir más lejos, hoy pasó por afuera del Banco Cba en mi ciudad, a las 3 de la tarde y veo cola de una cuadra con jubilados para cobrar, con el frio que hace. Los pobres tendrian que salir a cortar rutas para manifestarse por lo mal q los tratan pero no tienen fuerza como el campo o los gremios que paralizan las ciudades.

Carolina dijo...

Totalmente. Tambien me sumo a absolutamente todo lo que describís. A veces me pregunto, vale la pena seguir peleandola desde el país, intentando hacer algo desde mi lugar, y me dan ganas de irme al carajo. Pero no es tan sencillo.

Lori dijo...

qué decir? un beso,

Nadie dijo...

Da mucha pena ver como socialmente vamos involucionando.

Esto que paso esta semana, del homicida que dejaron libre y mato al matrimonio y los hijos me dejo tan, pero tan mal.. que ya no entiendo mas nada.

Un beso, nena.. y a pesar de todo, que empieces bien la semana

Silvana dijo...

Angustia, y mucho. A veces trato de no ver, de no escuchar, pero la realidad sigue ahí y te da una cachetada cada día.
Me parte el alma la gente que sufre, los viejos, los niños... Esa sensación de desamparo, de injusticia total...

Vernon Latkar dijo...

¿Es Córdoba un chinchero ardiente en el que no ocurren sino bocetos inacabados de una realidad lejana que pretendemos imitar? ¿No somos más que una multitud por azar aglomerada , sometida a formas frágiles e imperfectas?

FETCH! www.cordobafetch.blogspot.com

LaUReAna dijo...

Es tal cual como vos decís, a veces dan ganas de esconder la cabeza para no ver ni oir nada unos días, pero después sentir que todo está igual o peor es más angustiante...y la sensación es que lo que cada uno puede hacer desde su pequeño lugar no alcanza, es poco, se pierde, en fin... es así, un beso Ross!

laura dijo...

Estos días mejor seguí cariñando el alma, y djá los noticieros para otros días.

Puaj es una buena definición. Resume.

Besos

Verónica dijo...

Permiso. Pasé a conocer el blog por enlaces.
Lo que describís, esa sensación de pena, de puaj ¿cómo no compartirla?.
Y mientras criamos niños que miran, preguntan, se enfrentan a estas cosas, siento que duele un poco más, nos hace sentir mas expuestos a traves de ellos.
El título del libro de Silvia Bleichmar "Dolor Pais" encierra un poco lo que aveces nos transmite esta Argentina que duele.

Muy bueno el blog.
Vero

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola me gustó conocer tu blog.

Bsss.

Vero dijo...

Ross, muy feliz día para tus solcitos, espero la hayan pasado muy bien.
Beso grande.