19.9.08

TECNOLÓGICAMENTE HABLANDO...

Estoy preparada y me entrego a muchos cambios tecnológicos menos a leer libros en pdf o en la web. No puedo, me disperso, me enoja, me rebela...
De paso, me marean las publicidades móviles como paneos (esas que en una ventanitita te muestran un videíto de un country o un cementerio parque, por ejemplo) y las flotantes (sobre todo en las páginas de diarios) me recontramil empelotan.
El resto, me lo banco y bien.

7 comentarios:

Marcela y Sergio dijo...

Totalmente cierto.
Es muy incómoda la lectura de libros en pdf. En cuanto a los banners móviles desconcentran mucho.
Hemos sufrido sobresaltos en la lectura de diarios y de repente, suena un efecto por la publicidad de una película de acción que te deja con el corazón en la boca frente al monitor......

cyn dijo...

tampoco puedo con los libros en internet. la vez que me pasaron uno y era pdf te juro que me imprimi las mas de 200 hojas, con tal de no leerlo por aca.

Nadie dijo...

Lo poco que lei de internet, lo imprimi.
No era largo, pero aun asi me disperso.

No tengo paz ni silencio ni en mi casa ni en mi trabajo..

que cosaaaaaaaaaa!!

un beso, buen finde

mp dijo...

¿"El resto" es mover el mouse? ¿Apreta Ctrl + algo?
Ay... Ustedes los que pasan los 40 deberían retirarse de la web y dejarnos el espacio a quienes todavía no pasamos los 20...

José Glanzmann dijo...

Sin dudar, lo más molesto son las malditas publicidades que no me dejan leer las noticias web en diarios como Lanacion..fuck

Sophie dijo...

Ah! bueno... lo de las ventanitas es un recurso que también adoptaron en la televisión y me molesta terriblemente!. Ya ni te digo que miro mucha TV. Simplemente estás viendo el resumen de noticias y te salta un "bailando por un sueño" en un costado, otros comentarios abajo de otro programa y terminás viendo 3 cosas a la vez!.
Estoy vieja para estas cosas?!

Mai dijo...

Adhiero, totalmente. Me da mucho placer el libro, el sonido de las hojas que avanzan, recordar el color de cada uno, sus tapas. El sueñito cuando ya llegó la hora de dormir, y dejarlo descansar también a él en la mesita de luz, hasta la próxima noche.
Un beso grande!