4.11.08

CONTRARIEDADES COTIDIANAS ¡10! LA MADRE NATURALEZA

El patio de mi casa siempre fue dueño de una vitalidad propia de las mamás de antes. Parra de uva chinche, helechos por doquier, alegrías del hogar, geranios, begonias, algún que otro cactus, calas (que se regaban, juro, con el agua jabonosa de los lavarropas de antes), macetas de cemento, barro y de cualquier cosa que podría servir para que un gajo "prenda". Ahora, con el correr de los años y el recambio histórico, ha quedado bastante despoblado. Pero "todo verdor renacerá" me he propuesto. Además, otra actividad que pueda compartir con los niños. ¿Me creen?
Partí al vivero sola. Tierra y plantines. Macetas hay. Fui sola ... porque... bueno, para evitar las peleas del vamos.

Primer round. ¿Cuándo vamos a plantar las flores? Yo quiero que la mía sea una rosa. Si no es rosa desde bebé, no será rosa después, hija. Son alegrías del hogar.

Segundo round. Esta es mía. Dice él. No, es mía, le replican. Son todas mías, separo.

Tercer round. Vamos al patio, vos agarrá la pala y remové la tierra. No, yo quiero la pala. Había dos, por suerte! Pero yo quiero la azul. Yo también.

Cuarto round. Una lombriz, que asco. ¡Guácala! Yo: dejen la lombriz, es bueno para las plantas. Pero es fea, me dice ella.

Quinto round. Luego de lograr dividir en partes iguales los plantines, no logro convencerlos de la elección de las macetas. Ni de la ubicación. Debate no televisado.

Sexto round. Se declaró la guerra del barro. Antes de que empeore, propongo: regamos y listo.

Séptimo round. Ya estoy arrepentida de mi amor por la naturaleza, de proponer actividades distintas y de involucrarlos en esta clase de emprendimientos.

Octavo round. Mi seño dice que hay que hablarles a las plantas, me dice. ¿Y no te dijo que no hay que pelear cuando están enfrente?
No llegamos al noveno round, mientras se bañaron juntos en plena armonía y carcajadas, pude cocinar rico y a punto.

Entonces, obviamente, no me arrepentí de nada.

9 comentarios:

Verónica dijo...

Riesgo increíble el que corremos al proponer algunas actividades que , soñadas y fantaseadas, se parecen a escenas de pelis de sábado a la tarde: una familia tipo plantando, regando, todos sonrientes y en armonía..ja, los chicos avanzan sobre la escena y se nos perdió el encanto...suele pasar..
Suerte que la comida estuvo rica!!!

Beso.
Vero

Carolina dijo...

La verdad es que yo no tengo mucha experiencia en esto de cuidar un jardin, pero parece que voy a empezar a tenerlo, si es que me mudo...vamos a ver...suena divertido poder hacerlo en flìa...aunque claro, trae sus complicaciones...asì y todo, vale la pena intentarlo, verdad ?
Caro.-

ines dijo...

mi admiracon hacia vos!!!! yo a esta altura de la "turné" hace rato revolié el intento de mamá ingalls,lo intente por muchos años hasta que me percaté que la señora ingalls,o sea yo,era madre soltera porque el SR INGALLS miraba tele.
pero en el fondo del cuore los disfrutaba....

*-*Kuty dijo...

jajaja ahora recuerdo porque mi jardín es una zona desolada y desierta..

algún día de estos me animo.

El único rosal que ha, no solo sobrevivido sino crecido enorme y fructificado (florecido pues) es debajo del cual descansa un ratoncito que tuvimos hace años..

lo que haceun poco de abono.. :S jajaja

laura dijo...

jajaja tal cual, nos da x la peli de la familia harmosa y arrrrmoniosa, con música de fondo y eso.

pero la vida real no está editada.

besos!

Adrian Pegaso dijo...

Me encanta leer siempre los entretelones de las actividades con tus hijos.

No dejes de hacerlos participar de cada actividad en la que puedan desprenderse de la tecnologia y disfrutar de la vida natural y actividades grupales.

Bexos
Ad

Marcela y Sergio dijo...

Del dicho al hecho evidentemente hay un gran trecho. De todas formas son escenas que, al menos en el relato a nosotros, nos hacés dusfrutar
Saludos Nosotros

Rossana Vanadía dijo...

Vero, mi hija es lo más lejano a Laura Ingalls que pueda existir. Y mi marido a Michael Landon. Siempre me dice que si no tiene cuatro cuerdas, no entiende.
Carolina, vale la pena intentarlo, dale. Pasé por tu blog y vas a ver que sí, además vas a tener de las dos cosas: ciudad y las afueras.
Inés, pero en algún momento uno se pregunta: que estoy haciendo?
Kutty, juro que a veces riego mientras duermen...
laura, de paso probá en las calas con agua jabonosa.
Gracias Adru, dejá salir ese gato, no lo castrés.
Marce Sergio, claro uds se divierten yo me los banco. No es justo. Ya vendrá la revancha y los quiero ver!

Adriana dijo...

AY PRIMITA A MI ME PASÓ ALGO PARECIDO CON TRES PRIMOROSAS ALEGRÍAS DEL HOGAR DURARON LAS TRES PLANTADAS DOS DÍAS AL TERCERO MA SI VOLARON A MACETAS ALEJADAS DE SUS MANECITAS CREO QUE EL AMOE A LAS PLANTAS SE APRENDE Y LOS MÍOS ESTAN LEJOS DE ESO .BESOS