19.12.10

ELLA CONFIESA, ÉL DELATA

Vamos sumando puntos a la locura findeañera. Mi niña pre adolescente, la que sufría los devenires de amistades con sus holas y chaus, que me junto o no me junto, etcétera, acompañó los honores de la bandera y se diplomó como mejor compañera (sumando, suponemos, votos masculinos) Oh juremos con gloria morir. A sexto grado. Mamita querida. 
Él, sin embargo, promovido a segundo, cuenta los E que tan poquito le cuestan, muestra la foto en que sale muy despeinado y a otra cosa mariposa. 
Pero divagando por este hogar alternativo ha cosechado otras amistades que le han traido otros devenires y mejor no mencionarlos porque ya no corresponde, che. 
Es cierto, estoy como ET. Quiero volver a casa.

16.12.10

EN TAN POCO TIEMPO

Se me adolescentizó la hija, el hijo dejó de creer en el dichoso Santa Claus y el marido se me pianta de gira musical.
Me quedo en medio de una obra que recién comienza. O sea, va por el primer acto. Lejos de casa, aunque no haga frío. Sin cable y sin internet.
Pero nosécuáleslarazón: estoy bien. A pesar de todo, me siento bien.

13.12.10

RAZONES PARA NO CREER

Venimos de comprar cocacola y un árbol de navidad ínfimo y barato para el hogar de paso. Él, de 7 me dice: Yo para Navidad quiero una wiiiiiiiii, una raqueta, una patineta de dedo pero de madera y ... sigo yo...
Se viene el verso: pero Papá Noel esto y aquello. Y se vino la respuesta de él al toque:-.No existe. ¿Qué? No, mirá. Señala tres razones tres... Con los deditos...
  • Primero: ustedes dicen, vamos a ver los fuegos artificiales y salimos a verlos y ustedes no vienen...
  • Segundo: es porque se quedaron poniendo los regalos...
  • Tercero: después nos llaman y dicen pasó Papá Noel! Y los regalos ya están...
Aja, ejem, mjú. Bueno, pero pasa rápido Pa pá No el, digo y comento que camines rápido que la coca se calienta y hace calor y el sol arde...
Mas él responde: pero ustedes nunca ven los fueguitos con nosotros. 
- ¿Cómo sabés?
Dedo acusador: yo me acuerdo, los veo con el abuelo...
Ella (11 flamantes añitos): má, ya te picó el boleto. Convencete. 
Yo: creo que me avivé a los 10.
Ella de nuevo: a mí me avivó el Gonzalo G. Lo odié. Por eso y por muchas cosas más. 
Ella odia con facilidad y ama con la misma intensidad. Sin medias tintas. 
Elijamos el regalito, entonces. Pero hagamos de cuenta y que sea una sorpresa. 
En primer lugar,  todos les pedimos antiparras. Sí, pero no esos de once pesos que les entra agua ¿eh? ¿Quién hizo el aporte? Ella. 

2.12.10

ELALA CRÁN

Hay cosas que pensás que no te van a pasar nunca, por ejemplo, encontrarte con un alacrán y en tu cocina, bicho atrevido. Hace una semana se difundió como son y que hacen, les mostré a los niños tal y como salió en el diario para que tuvieran cuidado. Pero tuvieron miedo. A la noche terminamos durmiendo todos juntos en el colchón transitorio y hasta los perros adhierieron al pánico o se aprovecharon de la situación (seguramente). 
Anoche, cuando todos supuestamente dormíamos, marido se levanta a la cocina. Estamos hablando del hogar de paso, se sabe. Vuelve y en ese susurro que simula un grito despavorido me dice: amor, en la cocina hay un alacrán, me parece que está muerto, no sé. Tampo sé si es pero tiene pinzas. Yo, dormida, amor...dormite... Él insiste...Vení! Ya voy!
¿Ves? No estaba muerto (estaba de parranda, ja) No está más, hijo de puta ¿dónde se fue? Levantamos todo lo que quedaba en el piso, que no es mucho y ahí estaba, bajo una pelota, haciéndose el muertito. Él: traé un frasco. Yo: no tengo, tengo un pastillero de cerámica que tu mamá me lo dio que era de su abu... Noooo un frasco. Vos no me dejás guardar frascos ¿remember? Mientras discutíamos el alacrán durito pero vivito ¿eh? Decídanse, pensaba. Bueno, saco mi azucarerea de tuper para celíacos, dice él resignado. La lava mientras llora y la despide y yo custodio al bicho maldito. Conste que no habíamos fumado ni bebido nada. Sólo es una escena marital cotidiana de madrugada.
El tránsito del insecto al receptáculo fue de corto publicitario pero lo logramos. Tapa y adentro ¿respira? pregunto. ¡Qué me importa! me dice. Tema acabado. ¿Acabado? Empezamos a revisar todo el depto no sea cosa que hubiera invitado a otros... Nada. A dormir, de una vez por todas. ¿? Che, ¿será zona alacranezca? ¿será venenoso? Mirá si lo pisábamos descalzos, es cierto que hay que adherirse las ojotas... 
Temprano, parte marido con bicho en tuper simulando muy bien para que los niños no vean y duerman eternamente con nosotros y los perros tampoco se enteren para aprovecharse de la idea. 
Primero va a su trabajo en la escuela y la directora le dice: si es venenoso, lo simula muy bien, es medio deforme. Claro, a ella le picó uno re lindo. Igual, le digo por sms, llevalo al serpentario en el zoo. Allí va y llama: no es venenoso. Le faltan unas cuantas materias como la colita así y las pinzas asá. Y la puta que lo reparió. De todos modos, me dijeron, que hay que tener cuidado. Y encima, se quedó con la azucarera. ¿Y seguía vivo? ¿Sabés que sí?

28.11.10

INSERT

  • Cuaderno rojo
  • Paredes amarillas
  • Perros negros
  • Flor de cactus naranja
  • Suecos blancos
  • Saquito fucsia
  • Pileta celeste
  • Corazón azul

FAMILIA RODANTE ll

Llegamos al lugar alternativo y de paso transitorio con tres colchones, una heladera, unos trastos, dos perros y dos hijos. En dos semanas el capital se ha incrementado de manera vertiginosa ¿Cómo no vamos a poner cortinas? Traete el radiograbador y la tele (aire) y la notebook (jukebox). Ya me llevé la cámara y las cremas. Ahora mesas y sillas que servirán para el patio, sí. 
Deambulo por el departamento y "no me hallo", diferente a los niños, que se hallan como locos haciendo amigos y moviéndose a sus anchas con tanto espacio "en común" libre. Ahora el pequeño está con fiebre y yo con los pelos de punta. Una línea me pone los pelos de punta. Y él dice: no me duele má, tengo sueño. Y lo huelo, lo beso en la frente, le cambio las camisetas, en fin, lo amo.
Mi hija, mientras tanto, ha hecho abandono de hogar con consentimiento. Me ha dicho que se hará un tatuaje cuando sea mayor (¿mayor que yo?) y que su cuerpo es su cuerpo. Cumplió once y pidió un strapless. Y le queda divino con sus zapatillas negras. Ya me mira desafiante, ya me amenaza si le digo que voy a contar algo suyo en el blog. Ahora tengo filtro. Igual la amo.

23.11.10

FAMILIA RODANTE I

Veamos, estos pasajeros en tránsito que al principio dijeron con los colchones y la heladera nos arreglamos, tienen problemas para arreglárselas tanto allá como acá o viceversa.
Hemos llevado tapas sin ollas y ollas sin tapas cuyos cuerpos no coinciden con la cubierta. Ahora, lo que han transportado los niños es increíble o no, en su propio universo:
  • rompecabezas incompletos que han perdido sus piezas porque nunca lo usaron
  • 2 dos perfumes Paco 2 dos
  • chalecos inflables de invierno
  • cajas de colitas, prensas y gomitas para andar luego siempre con el pelo suelto
  • mea culpa: sandalias y zapatillas como para vivir un año
  • advertencia: estés donde estés las medias pierden su par y las putas llaves no hayan lugar.

22.11.10

FAMILIA RODANTE

En honor a semejante filme se aventuran, a continuación, una serie de capítulos que relatarán las peripecias de una familia tipo, la nuestra, nómade y con la brújula (¿dónde la pusiste?) extraviada.
Resulta que las idas y venidas, dimes y diretes, inmobiliarias y costos de materiales de construcción derivaron en la remodelación de nuestra querida casa. 
Lo que al principio parecía todo planificado milimétricamente, continúa descontracturado, despelotado y dislocado. Así de simple y engorroso. No es fácil remodelar una casa habitándola y menos hacer mudanzas internas.
Un día en que tuve que tirar mis muñecas Rayitos de Sol semipodridas lloré como Andrea del Boca en Celeste, siempre Celeste. Y no te digo cuando tengo que revisar papeles amarillentos, Papá Corazón y la Andreíta hablando con la muertita son apenas un cartoncito de muestra de pinturería al lado de mis lamentos.
Empezamos por el living y nos peleamos por el color de las paredes. Parece el Vaticano. ¿Qué es el Vaticano?, alguien pregunta por allí Bueno, amarillo Vaticano. Divino, es luminoso me gusta... seguimos por un cuarto y oh oh, el ceramista se accidenta, quedan las camas distribuidas por todos lados, el garage repleto de materiales, los perros blanquecinos y los niños alergiosos. Paren el mundo que me voy a bajar. Mejor busquemos un lugar alternativo. Nadie tenía ese espacio hasta que sí. Alguien lo ofreció y así los supuestos albañiles, pintores y rompedores trabajarán a sus anchas y nosotros despelotaremos otro sitio a las nuestras.
Allá fue la familia rodante con perros, instrumentos, pilchas, trastos y heladera. Notebook, obvio. Al reverendo pedo: no tenemos cable ni wi fi. O sea. A leer mucho y a ejercitar la imaginación. Pero tengo dos niños ¿se acuerdan? Bueno, ellos super adaptados a ese complejo cerrado de departamentos. Los veo con frecuencia, generalmente cuando tienen hambre o sueño. Tengo dos perros también (en mi vida todo es doble menos el marido) y a ellos hay que bajarlos y subirlos a cada ratito. De eso se trata esta adaptación a una vida nómada como mis queridos aborígenes sanavirones, poblada de olvidos, replanteos, objetos que se pierden, paredes que retumban ante la ausencia de muebles y otros aires, que no son los buenos aires, pero son ... distintos y por qué no, luminosos... (continuará...)
Update: por unos días desaparecieron los espejos de mi vida ¿les pasó? hasta que se cruzó alguien muy parecido a mí en un supermercado y me dije: es hora, tenemos que llevar uno!

5.11.10

EN CONSTRUCCIÓN (POSTA)

  • Amarillo Vaticano, verde a su lado, morado moretón, rojo tomate de Miami, celeste al que le cueste
  • Taco fisher como Bobby, durlock, pastina, caminata lunar
  • Techo a media agua me pica la enagua
  • Vida entre escombros, dónde puse la sal?
  • Cielo de planetas, cortinas verde manzana como la cocina
  • Don Macro si te apurás te hago un santuario
  • Fleje que te fleje, cable canal, malla sima (de 2 piezas)

26.10.10

LITTLE GIRL

Es extraño como a veces nos vemos reflejados en algunos detalles de nuestros hijos ¿los heredaron? ¿nos copian? ¿nos copiamos? Ella está en la frontera. Es una niña grande aunque para mí sea pequeña. Falta para ser teen pero tiene contestaciones de teen y determinaciones de niña.
Pero esos detalles... me sorprende. Podríamos andar en piyamas todo el día siempre que estén limpios y huelan bien. Al igual que su pelo, tiene que lucir como recién lavado. Ahora compartimos shampú y lo bajamos a una velocidad increíble al igual que las cremas corporales.Tal cual.
Lee con pasión y con un lápiz en la mano, le gustan también las revistas, mirarlas, marcar, ver ropa, decoración, accesorios. Escribe y busca darle una imagen a la idea para luego pintarle contornos y vestirla.
Tiene piel soleable, jamás nos arderá en verano y una rara habilidad para dejar todo destapado y llevarse por delante las cosas con los codos, volcar vasos, apoyar en el aire platos y jurar haber dejado cosas en determinado sitio por el que jamás pasó. Idem. 
Le gusta comer y probar de todo y cuando digo de todo es de todo. Cocina china, japonesa, hindú y obviamente tradicional. Excelente compañera de sabores.
Luego están también las diferencias, esas que nos superan y nos enfrentan. Bravas, carácter fuerte. Propio de ambas...

17.10.10

IGLESIA ABANDONADA (NO TENGO CURA)

Amanece y no en la ruta sino en casa. Veníamos tambaleantes en este día de la madre luego de un ataque símil Violencia Rivas cuando los niños peleaban a morir por la compu y la desarmé íntegra. Cables, monitor, teclado. Chim, pum. Volver a la naturaleza, dijo Moris en El Oso. Eso implicó: charlas intensas, bici otra vez, plaza, patota, canchita en la esquina. Papel maché, pinceles, témperas, libros. Siguen peleando pero ya no media la tecnología.
Domingo, 17 de octubre, día soleado (algunos dijeron peronista) besos por aquí y por allá. Desayuno derramado en el acolchado de plumas y bué, no importa, dormiré con olor a café con leche hasta que le dure. Regalos deportivos buenísimos y un video que me hace llorar con sacudones que prepararon ellos, cartitas, amores muchos amores.
Pero como se trata de bicicletear y aprovechar el sol y respirar, salen... a la Plaza Pinocho y deciden armar una choza y vuelven y en vez de madera traen un cachorro.
Glup. Yo digo, no lo puedo ver, saben. Traten de darlo. Varios niños se juntan en la vereda y cachorro pasa de mano en mano. La niña da media vuelta y moja la pared con sus lágrimas: es tan chiquito que si no lo traíamos se iba a morir. Papá dice: debe ser de alguien... no! contestan. Le preguntamos a un señor y dijo: llevenló chicos está solo (seguro que es el desalmado que lo tiró).
Sale Blackie y lo huele íntegro, ellos se ríen, el perrito, diminuto, intenta ladrar, lo abrazan. Vienen ruegos, promesas e intervienen los vecinitos diciendo que ayudarán a cuidarlo cuando no estemos.
Resultado: sin ceremonia lo bautizamos Fito, calculo tiene cerca de un mes y ya tiene cucha, comidita y mamadera.
No hay caso, todo ser que respira y se ve desprotegido, me puede. Ahora me doy cuenta que nos puede. Te digo: eso me enorgullece.

16.10.10

MADRES IMPERFECTAS


Hijos míos y de los otros les voy a poner al tanto de una ¿novedad?: las mamás somos imperfectas. Solemos abrigarlos de más, pasar por la boca el chupete que se fue al piso o gastar demasiado alcohol para desinfectar cosas inútiles que sólo los hace estornudar.
Las mamás tenemos sueños de ganas de dormir y de ensueños. Nos gustan muchas cosas, además de ser mamás. Nos gusta ser minas, arreglarnos, comprarnos cosas para nosotras solas y, de vez en cuando, salirnos de los carriles (con un vinito, una fiesta o un escote)
Las imperfectas nos arreglamos rápido con un omelete, patitas de pollo y salchichas aunque odiemos el fast food, porque esto incluye ser contradictorias.
Nos gusta salir, discutir, leer cosas que no sean de bebés y odiamos (es mi caso) los títeres. No así los libros de cuentos (mientras no sean los clásicos) ni las pelis que no tengan que ver con princesas bobas.
A las mamás de este estilo nos encanta que nos digan que estamos lindas y somos buenas, aunque seamos culposas y robemos media merienda sumando calorías innecesarias. Pero la imperfección permite eso. Lo siento.
Igual siento el día que, pequeño mío, te hice abrir la boca para darte las gotitas para el resfrío y te mandé las concentradas de las nebulizaciones: “estas botitas son ricas, mami”, me dijiste. Miré la etiqueta mientras discaba emergencias. Dormí a tu lado con los ojos como platos y vos te chupabas el pulgar, con los ojos como platos también. El efecto era el insomnio.  
A veces nos confundimos y los llamamos por el nombre de los perros: Lucas a tomar la leche… eh digo, vos, vení. Estamos para el diván y ahí hemos llorado o reído horas de nuestras vidas. Hemos cambiado las mochilas y enviado al más grande al primario con un pañal en una bolsita y al más chico con el germinador.
Las madres imperfectas engañamos. Parecemos ohhh pero somos uyyyyyyy! Equivocamos horarios de cumpleaños, confundimos compañeritos, desteñimos uniformes, descabezamos peluches al meterlos en el lavarropas y les enseñamos canciones antiguas e imperdonables. Son los abuelos los que enseñan el arroz con leche. Pero no importa. Seguimos engañando con grandes manjares que tienen demasiada verdura, decimos que no va arder y arde, que no va a doler y duele y también que ya va a pasar. Y pasa. Eso sí, pasa.

Esta madre imperfecta que a veces estalla como un volcán, que esgrime derechos y a veces quiere huir, que hace coreografías absurdas y los busca a la salida del cole sin maquillar y de jogging les dice hoy, octubre de 2010, que ustedes son lo más bello y puro que me pasó. Ya no me imagino la vida sin mis dos soles que me potencian, me vacían y me llenan, una y otra vez.
Que gracias a ustedes, mis chicos, y a la cámara de comerciantes de nosequé, desde el viernes estamos festejando el día y los persigo y los amenazo y hago que busco los regalos, que me digan con que letra empieza y de qué color es. Pero es lo de menos, lo más es tenerlos, tocarlos, vivirlos, oírlos, mirarlos crecer.
Por lo demás no se preocupen que las mamás perfectas no existen y el lunes andaremos cambiando talles, máquinas de hacer pan por masajeadores,  chatitas por sandalias con taco o cosas que “te hacen falta” por otras menos útiles. Porque las mamás también somos jodidas.
Todos tenemos o hemos tenido una.

9.10.10

ADRIANA MARÍA, MI PRIMA Y AMIGA


Éramos muy chicas y muy primas por opción porque yo soy prima prima del papá. O sea su tía segunda pero más chica, pero nos pusimos primas y somos primas.Al hermano le decíamos Viero, por Javier, con el Viero veíamos La dimensión desconocida y armábamos con Rasti o leíamos comics de Superman.
Sin embargo con ella,la Adri, pelábamos la futura yegua de adentro y actuábamos, bailábamos e imitábamos a cuanta modelo, cantante o actriz que nos pareciera una usina de sensaciones que iban despertando.
Viajábamos de su casa a la mía y viceversa con las botas acordonadas no acordes para la edad en una bolsa o los hotpants con cinto con flecos encanutados. Llegábamos, nos vestíamos, poníamos el long play de Música en Libertad (ya hablé de esto acá) y cantábamos moviendo las melenas.
Pero había una canción que, en conjunto o a solas, nos hacía llorar. Premonitorio sería. Porque se trataba de "ser rebelde" y nos daba una angustia que era imposible de definir. Ya pasamos "esa" rebeldía y estamos, digamos, en otra. Cuando nuestras hijas se juntan, desandan aventuras andadas por sus madres.
Hoy necesitaba compartir con ella (y el que lea y quiera oír) esa canción del año del moño que cantábamos con algún palo por micrófono. Una vez ella, la otra me tocaba a mí. Fuimos así de ingenuas, bravas después y ahora... Ahora nos guardamos un cacho de esa rebeldía y obvio, también tratamos de pelarla.

30.9.10

HOY ME DIJISTE


Que te gusta besarme porque tengo gordita esa parte del cachete.(y yo que soy feliz con mi pómulo alto aún). No cambiaste los dientes y vas a tener 7 el sábado 2 de octubre. Tenías once meses y tampoco asomaba ninguno. 
Afloran  ocurrencias diarias e inagotables, amigos a toda hora que entran y salen. Te compro un juego y advierto que no habrá otro hasta terminarlo. A la tarde me decís: ya lo terminé.
Hijo, vida mía. Con vos conocí la felicidad de ser mamá fluidamente. Todo es distinto, jamás compararía mi relación con la de tu hermana. Son distintos y nos relacionamos distinto. Te hacemos trampas porque ella se acuesta casi todas las noches a charlar cuando vos estás durmiendo ya. Pero no importa, porque a veces te metemos al medio para olerte el champú sabor chicle y hacerte cosquillas. Hacés caras graciosas, protestas y yo hago cara de muy enojada y te da risa.
Tenés un andar tan sutil y sin problemas que es imposible no caer rendida a tus armas de seducción. 
7 años de amor, amor del bueno. De leche con chocolate apenas tibia y dos tostadas: una con manteca y otra con queso untable. De tus colores favoritos: naranja y azul. De entusiasmos varios: karate, pelota, amigos, play2, autitos y cuentos. 
Sorpresas, abrazos y el sabor más rico que pueda sentir en una mejilla cuando mis labios te besan mientras siento el olor de tu piel, observo la longitud de tus pestañas y siento el calor de ese cuerpo que salió de mí. 
Anoche llegué, me acosté luego de cenar, estabas despierto. Al minuto vino Azul y se acostó a mi lado, a los 5 minutos vino Blackie a refugiarse también. Y sin que te llamemos llegaste vos a hacer un pocito al medio. Nos dormimos mientras papá hacía las últimas cosas que siempre hay que hacer en una casa antes de la vigilia.
Pero faltaba la foto. Fue la foto de la felicidad.

29.9.10

PERDIDA EN EL TIEMPO

¿Y vos que hacés por las mañanas?
Gimnasia, tres veces, la comida, todos los días, ordeno, a veces.
Plantas, abandonadas, me disperso, siempre.Acomodo y me distraigo.
Trámites, aunque los odie, a veces.
Buscar niños al cole, casi siempre. Y chau, se hizo el mediodía y no sé donde dejé el mate y armé algunas camas y especulé si venía Susana a la tarde y jugué con la perra, me pinté las uñas y tendí ropa.
Chau mañana. Es cierto, las mañanas se van y no te lo advierten.

25.9.10

CONTRARIEDADES COTIDIANAS 21: BOLUDA TOTAL

  • Yo hacía repujados en tapas de yogur.
  • Hice unos cóndores en cerámica que parecían gallos, miren por aquí.
  • Me falta darle una mano de pintura a un armario blanco, quedó con las pinceladas marcadas.
  • Cuando forro cuadernos, les tira la sisa y no se pueden cerrar.
  • El pegatelas es mi aliado para subir ruedos.
  • Una vez hicimos prendedores de madera pintados a mano con una amiga que ahora es una gran artesana. Fuimos a La Falda Rock, no vendimos ni uno. Terminamos haciendo trueque. Los míos eran horribles.
  • Hacíamos veladores con cera de velas chorreando en una botella. Que asco.
  • Mi mamá tejía bolsas para las compras con tiras de los sachet de leche. De terror.
  • Una vez le hice una muñeca de trapo a mi hija, la Naná, ¿quieren reírse? hagan click acá.
  • Las comidas me salen ricas, pero improlijas. La torta chueca, los alfajorcitos desiguales, los repulgues de empanada asimétricos.
  • No me salen los avioncitos de papel, menos las grullas y quiero comprarme un libro de origami.
  • Mi mamá me terminaba las manualidades en el primario, nos hacíamos las boludas las dos.
  • Ato mal los cordones de las zapatillas y todos me critican. Menos mal que vienen con abrojos. Adoro los abrojos.
  • Con mi hermano hacíamos collares de fideos tostados y se los regalaba a la maestras. Obvio, los tirarían en el primer tacho a la salida del colegio. A los dedalitos de color no era necesario tostarlos.

21.9.10

NACE UNA FLOR...

Cuando llegaron los niños a nuestras vidas, sin querer decidimos que quedarían automáticamente incorporados a los devenires de un músico y una periodista. Así es como acompañan a conciertos, ensayos, paseos por ferias varias, museos, inauguraciones, presentaciones de libros y reuniones con pares similares. Mi hija,  va por segunda Primavera en Carlos Paz, en la primera estuvo al costado del escenario,en ésta, desde el frente, junto a mí y el hermano. Papá llegó a ubicarnos entre los cientos de jóvenes y nos saludó desde allá: pantalones fucsia y remera de Elvis. 
Llegamos a la instancia de la Villa casi por la necesidad imperiosa de estar juntos unos días: veníamos de una agenda agitada, traqueteo cotidiano,cambios de horarios y etcéteras. Nuestros escasos excesos de cash y las pocas probabilidades de endeundamiento, nos llevan a realizar locuras o bien, a poner en práctica "lo que no se va en lágrimas, se va en suspiros". Salíamos de un golpe certero, duro y contundente: el sueño completo de la refacción de la casa es imposible. Será un sueñito. Que se hagan agua los helados entonces y nos vamos todos a un hotel como le corresponde a un rocker de ley por el que la Municipalidad de Carlos Paz no puso una rupia. 
El hotel, muy bonito, tenía pileta climatizada, nos cobraron como habitación y era un departamento. Pagamos un día y nos dieron día y medio. ¿Qué más? Los pésimos administradores sabemos que lo caro, fuera de temporada nos favorece. Por eso también somos outsiders y arremetemos con "el fuera de"...
Allá anduvimos, jugando a la Oca, viendo adolescentes deambular de la mano, jugar al voley y reír a más no poder. Comimos rico, visitamos al Tío Samuel que coordina una Colonia de Vacaciones y dormimos como angelitos sin llegar a contar ovejas ni las calorías del desayuno buffet.
Volvimos extenuados, con muchas ganas de ver a la perra y pocas de desempacar la maleta que cargo siempre como si nos fuéramos a Alaska justo para el deshielo. 
Todos sanos y mimados. En el viaje de regreso el niño (desubicado amorcito) habla: dice la seño que nos tienen que explicar como nace una flor. Al unísino los padres empezamos a cantar: nace una flor, todos los días sale el sol... 
Enseguida pensé: el castillo de naipes se vuelve a armar.

17.9.10

DIRECTAMENTE PROPORCIONAL

A grandes ilusiones siguen semejantes desilusiones. Uf. No quiero el consuelo de que pasan cosas peores porque ya lo sé. Pero me duelen los brazos de tanto remar y a veces tengo ganas de descansar. 
Puedo mirar lo bueno de lo que estoy rodeada y la balanza se va para ese lado. Pero tampoco puedo obviar lo que no quiero no me gusta no sabe no contesta. Fuck. Me enojé. Listo.

15.9.10

ALMANAQUE SOLIDARIO

 
Adquiriendo este almanaque solidario estás colaborando directamente con obras solidarias a traves de tu blog, facebook o twitter y si lo intentamos? 
Entrá a la web haciendo click en la imagen...

12.9.10

ANGULO RIMA CON...

Domingo, mañana, post desayuno.
Pelamos carpetas, cuadernos, lápices, libros y los benditos deberes. División de tres cifras por un lado, r rr según sea el caso, por el otro. ¡Más rimas!... y eso divierte mucho.
Gracias a Gianni Rodari y sus binomio fantástico (miren el link, ¡es tan ameno!) hacemos pares de palabras que riman y luego la convertimos en versito. Jabón - limón. Celeste - Terrestre. 
¡Se va la segunda! Invento una petit poesía para que el pequeño termine rimando y sus ocurrencias son muy particulares: si no le sale, la inventa, estira palabras, les cambia la acentuación. La cabeza de la hermana trata de saltar de los números al universo de las palabras que le fascina y no puede con su genio e interviene. Antes que se arme la Guerra de los 15 minutos, deporto al genio literario y seguimos con el mundo de la abstracción.
Más tarde, durante el almuerzo, comemos pollo con papas y se me ocurre seguir con las rimas de esas picantes que a ellos les gustan más. Soy muy mala para los chistes pero igual me las arreglo  y les cuento ese de los que se peleaban por comer un pollo y el que reparte dice que a cada uno le corresponderá la parte que rime con su apellido: a Zapata, la pata, a Zabala, el ala y a Angulo? jaaaaaaa... estallaron. De ahí vinieron las rimas con los postres, las comidas, las frutas y listo, ya me cansé.

8.9.10

DÍA DEL MAESTRO

Sarmiento pudo ser muy bueno con su política educativa, pero la cara, mamita, da miedito. Encima hay una escultura que lo muestra como con la cabeza de un águila, muy extraño, muy rapaz.
Cuando era chica fuimos a San Juan y caímos en su casa y obvio bajo la higuera de la que solamente recuerdo que no podías llevar una hojita. Que loco, un fan de Elvis Presley tiene una hoja de fresno enmarcada que recolectó en la casa del Rey. Tampoco tengo fotos de ese día. 
Me acuerdo también que una vez salí de doña Paula Albarracín en quinto grado, creo. Esos papeles denigrantes que te tocaban porque eras "la más alta". Lo mejor de semejante actuación fue que no me podían hacer el rodete porque mi pelo era muy suave y se resbalaban los invisibles. Luego me lo llenaron de talco para que parezcan canas. Asquerosas y envidiosas.
El libro de no sé que grado también citaba a Domingo Faustino en una lectura en la que decía "me indigesta más una mentira que un pepino". La historia era que la hermana le había mentido a cerca de si tenía pepinos para el almuerzo porque a él le caían mal. 
Increíble las cosas que uno deposita en la caja negra que no es negra y que de hoy en más diré que la mía es fucsia porque sí.
Simplemente, en mi caja fucsia porque sí, no tengo los mejores recuerdos de Sarmiento aunque me guste el himno, sobre todo cuando dice: por ver grande a la Patria tu luchaste... con la espada, con la pluma y la palaaaabra...
Semejante rollo para decirles feliz día a muchos docentes, algunos de los que estoy rodeada y aprovecho la oportunidad para mandar al mismísimo infierno a otros tantos que marcaron a fuego la mente de los niños (como la que me dijo en tercero "mosquita muerta" luego de hablar con mi mamá y a sus espaldas y yo no tenía idea que quería decir) y no dejarán huella ni en el cemento más fresco.

3.9.10

ADIOS CHIQUITA...

Otra vez a cerrar ojitos, otra vez autos que golpean y vos buscando la calle para ser libre. Yo y mis manías de sacar fotos con celular, digital o lo que sea, hizo que quedara esta imagen del día anterior, tan feliz, jugando, besando tu amiguito, rubia de ojos delineados.
La ventana estaba abierta y después te hallé para cerrar esos ojitos tiernos que minutos antes me habían festejado el desayuno.
Hasta siempre, Gloria de la Plaza de la Intendencia. Que tristeza, carajo.

2.9.10

CONEJOS VOLADORES

Y el techo del auto tiene cientos de bolitas negras, frutitos del árbol de la vereda. Y él me dice: no es el árbol, son los conejos... ¿O no sabías como hacen caca? Y le digo: ¿un conejo en el techo del auto?. Pasan volando, contesta.... Ah, me parece que voy a empezar a revisar la merienda del cole. Yo quiero de eso.

26.8.10

MADRE

Mi madre me decía:
  • A esta sábana hay que jubilarla
  • Juntate con gente mejor que vos (o yo era de lo peorcito o realmente andaba en malas yuntas)
  • La de la vuelta está de nuevo "gruesa"
  • Te digo esto para cuando yo ya no esté
  • ¿Y si nos tomamos un porroncito?
  • Esto no es un restaurante, acá se come a la una (y no había microondas, che)
  • Anoche llegaste después de las cinco (y yo la creía dormida)
  • Ahhh que divina, se ha compuesto (cuando un bebé crecía! ¡qué cruel!)
  • Bueno, vení, acostate conmigo y contame
  • Doctor: ¿se va a curar del asma?
  • ¿No viste donde está el monedero?
  • Chicas, no se separen (cuando salíamos con mi prima... imaginate)
  • Ese chico es bueno, te quiere (o sea ¿era bueno porque era bueno o porque me quería?)
  • Seguí junto a tus hermanos. Ustedes siempre se van a querer. Fue lo último que me dijo.
Se sumó uno de mis hermanos... (está en la foto, con ella)
*-VENI TEMPRANO
*-NO TE HAGAS EL MARIPOSA, TE VOY A BAJAR DE UN HONDAZO
*-ESTUDIA!!!!!!!!!!!!!!!!
*- TENE CUIDADO!!!!!!!!!!!
*- CUIDA A TU HERMANA,ANDA A BUSCAR A TU HERMANA.+-
*-NO TOMES,NO FUMES, NO TE HAGAS EL BOLUDO
*-ESTUDIA,ESTUDIA,ESTUDIA,
ESTUDIA

CARLITOS,HIJO DEL MEDIO

25.8.10

ESTÁ CRECIENDO...

Síntomas de que sus repisas se llenaron de olorcitos ricos, sus paredes de posters, sus libros de curiosidades y sus pensamientos, ella sabe de sus pensamientos... Quiere más mamá que nunca aunque le parezca ridícula la música que escucho o que me nefregan tantas cosas que a ella... obvio que no!
Crece mi primera hija, todos los días cambia un molar o premolar y se peina como describe el tema de Eric Clapton, my lentamente. Combina colores, lee, hace coreografías, el hermano le da ternura pero dice que lo odia.
Crece y me doy cuenta que el prospecto se despliega hacia un espacio que aún no había explorado. Hoy saqué esas fotos, y ya casi no hay juguetes aunque todo sea tan delicado y sobrecargado. Ya no la quiero más, hoy le dije, la ADORO. Lo mío no tiene retorno.

24.8.10

AHORRAR GANAS

Escucho consejos para ahorrar que pasan por ir al super días que te son imposibles, usar tarjetas que no tenés o cargar nafta cuando no te hace falta. Ser buen comprador es otra cosa que tiene más que ver con la verdura de estación o con la casualidad (ese es mi caso). No me gustan los champúes que te dejan el pelo como a Sai Baba ni los jabones que huelen a algas del lago San Roque.
Mis lujos no pasan por la comida, no me interesa demasiado, basta que sea comestible y sepa bien y por la ropa puedo tener un touch preferencial pero si no hay conqué, no problem. Tenemos anillos plásticos, sillones de cuerina y auto que lleva y trae.
Es muy poco lo que se puede ahorrar en libros o tecnología (servicio de internet, mpnosecuánto o compus y services) pero vamos a la deriva por un mar de gastos que incluyen los inamovibles y los que pudieran moverse (pileta, gimnasio, revistas) pero no se nos da la reverenda gana. 
Hoy, le venía contando a mi chico que sobran los consejos con respecto al consumo y él, con sus acotaciones oportunas me mata, me dijo: ¿qué? ¿otra vez a guardar el piolín del salamín para envolver paquetes? 
Veníamos de la pileta, nos reímos como tarados, paramos en la verdulería y compré las frutillas más ricas que podía encontrar. Y una palta. Y tomatitos cherry. Lo que no se va en lágrimas, ¿se irá en monedas a saco roto?

23.8.10

TOTAL

Los domingos son pésimos, tontos y malparidos. Aunque veces le ponés un poco de voluntad, algunos amigos, mates o asado. Pero llega la tardecita y agarrate. Y si dormiste siesta, agarrate más fuerte.
Vamos, que falta para que la noche se cierre. La mesa de la cocina despliega un menú de carpetas, lápices de colores y migas. Bueno, coraje.
El niño no quiere hacer los deberes y escribe lento y mal y yo quiero liquidar la tarea antes de liquidar-lo-a- él. Ella celosa y disgustada porque se acaba el sol y no sacamos ni a pasear a las perras pregunta cosas absurdas. 
Me enojo, me levanto, caso la notebook y me encierro con auriculares incorporados y me doy cuenta que estoy más enojada conmigo y el día que se va que con ellos.
Oigo algo a lo lejos: me saco los auriculares: "Dejala, después se le pasa, hace un chiste y nos cocina rico". Turros, malcriados y profetas. Total: me levanté, bajé las persianas para que no se cuele más la muerte del fin de semana y les preparé sánguches de ternera, jugo y mandarinas en casquitos.

16.8.10

NO PUEDO EVITARLO

  • Besarlo cada vez que paso a su lado.
  • Emocionarme cuando, dormido, siento que suspira cuando lo beso antes de acostarme. Siempre los beso en ese momento, aunque estén torrando.
  • Reírme de sus ocurrencias.
  • Rezongar cuando le tengo que ayudar a poner unas zapatillas que tienen una lengüeta muy extraña.
  • Alegrarme que casi no tenga problemas con nada, que lo suyo sea un fluir sobre algodones de azúcar.
  • Sorprenderme que descubra cosas en los cuentos, los lugares o la gente, que para mí pasan de largo.
  • Tratar de masticarlo de gusto cuando me pregunta si está lindo (antes de ir al cole o salir, siempre lo hace)
  • Retarlo porque en casa no le importe andar con una pantufla suya y otra mía, o saltando con los dos pies dentro de una del padre.
  • Reírme cuando se ríe viendo Tom y Jerry.
  • Emocionarme cuando lo veo en los actos. Mañana sale de granadero.
  • Amarlo hasta el infinito (y más allá)

14.8.10

PRIMER ROUND

Tengo dos hijos, que se pelean.
Tengo dos perras, que se pelean.
Tengo dos tortugos, que se pelean.
¿Será hora de hacer unas modificaciones para que la casa deje de ser un cuadrilátero?
Por ejemplo, con los niños, a veces uso el recurso de ponerse en el lugar de... y llevamos todo hasta el absurdo:
"No me pises la sombra", "Mirá como la piso, mirá". Con las perras no puedo hacer lo mismo, pero me dieron una buena técnica cuando no se puede evitar la contienda: el chorrito de soda, las locas ven el sifón y rajan. Los tortugos se dan (en todo el sentido de la palabra) en verano.
Y prongo vendrá la invasión bizantina de albañiles aguerridos. Ahí será el turno de la pelea de adultos. ¿Te parece un pared verde manzana? Noooo, esa ventana es muy chica. Rompieron un espejo...
En fin. Un boomerang me devuelve todas las peleas que mandé a guardar todos estos años.

13.8.10

MI MANO IZQUIERDA

- Má... vos sos zurda? y el pá? y mi hermana? (pregunta el pequeño de 6)
- No, vos solito sos zurdo en la familia.
Ahora, el turno de ella: - Dicen que los zurdos viven un año menos que los derechos (ventajera)
- Bueno (lo defiendo) pero también dicen que son más creativos...
Y ahí nomás el contraataque: - Entonces tienen un año menos para ser creativos...

9.8.10

INTENSIDAD


video
Este fue uno de esos fines de semanas intensos en los que uno no puede dejar de sentir un golpeteo de emociones, obligaciones y darse cuenta también de las obsesiones, porqué no.
Llegó el día del niño y el fin de la pregunta del pequeño: ¿cuánto falta para el día...?
La espada luminosa (por parte del abuelo) y la estación de servicio listas y viajando en el baúl del auto desde hace una semana. El libro regalo de mamá para que pueda leer solo: letras mayúsculas y dibujos divertidos. Admirables, juro que miraría cuentos así todos los días. Mucha alegría, mucho entusiasmo en el desayuno entre muffins rellenos de dulce de leche por su pedido y brownies que la niña misma preparó en la cocina nueva porque la jubilada tenía sólo dos hornallas en funcionamiento y una tapa de horno insostenible. 
¿Cuál es tu obsesión? Elegir es una: ¿por qué no poder optar entre una y otra cuando las posibilidades se redujeron a dos cocinas? De antemano, uno va con un patrón, una serie de condiciones y aparece la otra opción, la inesperada y cae el cristal que sostenía la idea inicial. Es la misma adrenalina que me llevó a contrabandear el MP4 en la cartera para observar si todas las funciones estaban en condiciones antes de llegar a manos de su dueña (ese fue su presente) y sin tener que esperar a hacer un reclamo.
La cocina en su sitio. El plomero en su casa (por suerte, acudan a mí todos los dioses del olimpo) se fue en algún momento luego de dar todas las explicaciones sobre la los procedimientos que ni siquiera me entran por una oreja y salen por otra, me repelen. Vamos a buscar la cocina Luis, vení así ves lo de la instalación. Bueno, pero antes pasemos por la casa de mi mamá porque tengo que buscar la garrafita y luego tiene que cargar la garrafita. Y lo perdíamos en el Easy y hablaba horas con el vendedor y se despidieron como grandes amigos y yo con ganas de meterme en las piletas vacías. No entiendo. No importa.
Domingo, día del niño. 8 a.m. Ahora entiendo porqué mi vieja me daba el regalo la noche anterior. Abrimos paquetes, servimos desayunos. E hicimos, obvio deberes. Nos vestimos a los pedos, llegamos al Parque despeinados pero con el mate y los muffins y los brownies. Sol, viento, maratón. Mi hermano ofrecía sus dotes deportivas bajo nuestro aliento pachorriento y sobrealimentado. Mi otro hermano, mis sobrinas, mates al sol y a arengar se ha dicho. Arengábamos al que pasaba y nos divertíamos: atleta, chica con perro salchicha, mamá con bebé en cochecito, abuelita con nieto, la Marianita y su mamá. Más la ausencia de la Vero y su presencia infinita. Comimos rico y juntos, a mis hijos les gustan sus tíos. Jugamos al disco o feesbee y mi hijo me ganó por culpa del viento, eh?
Nos esperaba el club y la exhibición del video que ven, la que dice mirá mirá, soy yo. Envidio ese porte y esa habilidad corporal de mi hija, destreza que no heredó de mí, también vimos a otros atletas. Y el pequeño vino con la frustración de no animarse a ser karateka. Pegan fuerte, dijo. No me gusta. Todo ok, veremos. 
Los deberes y la escuela otra vez hasta que agarra el bajón y la mudez dominguera. 
Tanto cansancio me paraliza, me succiona, me desmoraliza porque el lunes es inevitable. 
Tanto amor me matará, decía un tema de Roger Taylor. No me extraña. Como sea, esta vida, merece ser vivida.

4.8.10

BABY COME BACK

Psicofísico, teórico y práctico, del derecho y del revés. Así me manifiesto ante los tsunamis eventuales. No han sido buenos días, no, y los virus bacterias se han apoderado de mi garganta (¿por no gritar?) y mis senos paranasales, señora.
Encima, no nieva. Desde la ventana se ven pasar autos de vez en cuando hasta que la cierro al infinito a la hora de la siesta. La cabeza estalla, mi cuerpo está preparado para ciertos químicos y mi mente para poner ciertos puntos sobre las íes porque a veces, es cierto, no los pongo. En las máquinas se ponen solos. 
Tengo una enfermera negra inclaudicable, calentinta, fiel, gruñona e inactiva. Una doctora de emergencias rubia que roba comida. Dos niños que me visitan para hacer los deberes y ver Algo habrán hecho por cuevana.com (buena panzada me estoy dando con Dr. House y The Big Band Theory) y un jefe de guardia que hecha mano al freezer como el Capitán Frío.
Mañana será otro día, esta es la meseta de la montaña rusa porque espera una semana por delante para visualizar incógnitas. Mientras tanto charlamos -la preadolescencia le quiere ganar la pulseada a la infancia, parece- y el más chiquito avanza en su terreno de fantasías con kimono, cinturón negro ficticio y espada de madera. Resistiré. (versión Zulma Lobato, bizarra como nos corresponde)

10.7.10

2010 - LO QUE DEJÓ ESTE MUNDIAL, MUY RESUMIDO

video
- Términos adquiridos como vuvuzela y jabulani.
- La promesa de comprar la camiseta para el próximo partido que nunca llegó.
- Postergación de un día de un viaje,  para después de la final, total seguro que llegamos. jaaaaaa
- Comentarios, muros, predicciones y demases desparramados por facebook, cenas con compañeros de trabajo, charlas con suegro, marido, hermanos, sobrinas, y el que se cruzara.
- Las cábalas no sirven para nada.
- Simpatía por algunos jugadores y por Diego, claro.
- Esperanzas desvanecidas tras el primer gol de Alemania y muertas tras el segundo.
- Un video testigo de la ciclovía vacía mientras caminaba para ver si los malditos goles desaparecían.
- Al momento de los abdominales, un mensaje me dice: nos metieron dos más. Ah, que lindo. Vamos a nadar, de paso. Pecho, insulto, crol, lamento, espalda, se acabó el mundial para mí...
- Un asado menos, ¿festejar qué?
- Porque esto es Africa.
- Waka waka eh eh.
- Se vinieron las vacaciones: WAKA WAKA

18.6.10

EL PIBE, MI PAPÁ

- Dejá las cosas y vení rápido, tenemos que hacer algo urgente, me dijo mi papá.
Yo bajé del taxi, nuestro auto, dejé los útiles, el guardapolvo y volví. ¿Qué pasó? Al Bongo se lo llevó la perrera, hay que buscarlo.
Mi papá me dejaba tener perros, mi mamá primero decía de acá no pasan y luego terminaban atendiendo la puerta. Mi papá me traía helados, me daba lo que marcaba la ley por hijo en el recibo de sueldo y me hacía sentar en sus rodillas. Tenía unos ojos tan lindos, tan verde aceituna y los cerró hace ya un tiempo y aún lo extraño a mi papá.
Un día se lo encontró a Baglietto en el centro y lo paró y le pidió un autógrafo. "Mirá las cosas que me hacés hacer", me dijo. Yo saltaba por toda la casa con el papelito apretado al corazón. Me cae bien porque le gusta el tango, me dijo. 
A veces me pregunto porqué se fue tan pronto. Y porqué vamos a sentir toda la vida la necesidad de ellos. Puedo vivir la sensación de esperarlo con el corazón en la boca cuando volvía de trabajar del ferrocarril mientras con mi primo mirábamos La dimensión desconocida. 
Luego se iba en el taxi, y volvía y se iba. Allí me llevó todo el secundario y también a las vecinas y el auto iba cargado de chinitas gritonas y que se reían a carcajadas. El Antonio, el Pibe,  paraba para comprar meriendas y puteaba mal, como tano, a los que conducían mal.
Miraba Grandes Valores y yo me lo comía por el solo hecho de estar cerca suyo. Hacía asados y le gustaban las picadas. Era de Talleres a muerte y miraba los Mundiales mientras cortábamos papelitos para festejar y preparábamos pororó.
Sus manos eran grandes, tenía la maldita artritis reumatoidea y a mí igual me parecían las más calentitas del mundo. Como lo quise y como lo quiero a mi papá. ¿Sabría él lo importante que fue para mí y lo orgullosa que me sentía de ser su hija y lo lindo que lo veía? 
Todos los años voy a recordar tu día, ése en el que te regalaba alguna porquería hecha en el cole y otra comprada a cuenta. También sus manías, sus puteadas y su bondad. Bueno hasta el alma, hasta el último huesito que le doliera, tierno hasta nosotros, hermanos, hijos,  nietos, esposa. 
Te quiero papá. Me has transferido el don de que con lo simple, se puede ser feliz.

9.6.10

MARIANA MORENA

Sería un buen personaje para Capusoto: Mariana Morena. Políticamente incorrecta, cultura mosaico (de todo un poco) y despistada. Así fui yo, soy yo y he tenido esporádicas incursiones como cronista aunque, en realidad, me siento una de ellas, estudié para eso, me encanta escribir y me involucro con las noticias. Bah, algunas noticias. Pero mejor vamos a anécdotas y dejemos de lado las reflexiones porque tampoco son mi fuerte.
- Cuando era chica escribía las crónicas de las pelis que veía y publicaba en un diario hecho a mano en el primario Manuel Lucero. En el secundario, escuchaba mucho rock, compraba discos y después casetes y soñaba con ser periodista.
- Mi norte era la Revista Humor. Gloria Guerrero mi ídola y más tarde Laura Ramos. Tengo sus libros, me acuerdo de sus columnas (Patadas a los locos, Las Páginas de Gloria, Buenos Aires me mata, Ciudad Paraíso, por ejemplo) Acá en Córdoba también había grandes ejemplos de lo que me gustaba, aunque no fuera un periodismo tan serio como Los Burdos, Radio Mosquito (Daniel Aráoz y el Jucky Carrizo) y Al Abordaje, por ejemplo. Fui Jefa, empleada y esposa del bajista de Hierrock en el área Prensa, mientras la banda rockeaba a rabiar.
- Mi primera entrevista fue a Ricardo Sued cuando hizo la ópera rock "El espectáculo va a comenzar". Escribía con mi amiga hermana, Gladys Della Schiava. No nos perdíamos recitales ni obras de teatro. Una dupla peligrosa de mameluco y boina.
- Cuando entré a La Voz del Interior, fui directo al archivo. De ahí tuve toques interesantes con la sección espectáculos que me abrieron ventanitas. Como windows, de la misma forma también se cerraron.
- Una vez le hice una entrevista a Alejandro Schanzenbach en un barcito de Alta Córdoba, hacía 40 grados de calor y cuando el mozo llegó con las botellas de gaseosa, explotaron. Botella fría más vereda quenti, imaginate. Quedamos empapados.
- Tuve mi experiencia como asistente de producción en la Capi. Era para un programa de la MTV junto a otra colega, Andrea Bruno. Fue gratificante e inolvidable y me dejó en ese corto tiempo muchas ideas de producción.
- Le hice una entrevista a Mollo durante horas cuando Divididos grabó La era de la boludez. Fue hermoso charlar con él.
- Conocí a Pettinato cuando hizo el primer libro y no era lo que es ahora, era un ex Sumo. A Shakira cuando era chiquita y morocha y se alisaba el pelo. También entrevisté a Peter Hammill, Michael Hutchence de Inxs me firmó un disco, me saqué una foto con Luca Prodan y me viví varios festivales de La Falda, Cosquín Rock, Chateau Rock y Festival de Folklore.
- Me he reído mucho y he disfrutado. He sufrido también, no todo es bueno en esta profesión, como en todas.
- Despunto el vicio con este blog y con Blog Retro que compartimos con mis compañeras del Archivo.
- Cuando veo algo, enseguida se me ocurre una nota. Lo que más me gusta es la producción y escribir.
- Para radio le hice producciones a Marcelo Gómez y al Gringo Brizio en un bloque de su programa que siempre nos dejó las ganas de seguir.
- Admiro a muchos colegas, algunos por el talento y otros por la ética o ambas cosas a la vez. No me banco la petulancia y el menosprecio. De resentida nomás que soy.
¿Voy por más? No sé. ¿Tengo amigos periodistas? Sí y creo que sí. ¿Me gusta tanto tanto? Sí y me gustan tanto tanto otras cosas.
Entonces, feliz día periodistas. ¡No hay nada más zonzo que estar peleados con todo el mundo, inclusive uno mismo, en su propia efeméride!

6.6.10

UN DOMINGO

A veces extraño los domingos, pero no tanto los domingos de muy chica porque no los recuerdo con tanta frescura sino aquellos en que la casa se llenaba de niños, hermanos y tíos y el menú era un crisol de razas aparentemente incompatible: pastas y asado. Mi mamá hacía tortas en cinco minutos en moldes savarín y las ponía a enfriar en el patio sobre la casilla de gas. 
Esos domingos tenían banda de sonido de partidos de fútbol en AM y anocheceres nostálgicos cuando las visitas partían a los bostezos. 
En un rescate emotivo trato de recrear algo de la magia de aquellos tiempos donde éramos muchos más que ahora en que los rumbos y el destino han sucumbido a todos los relojes imposibles.
Mi despertar fue calmo, los niños gustan de hacerse el desayuno porque tenemos la maquinita que "hace espuma" y así el chocolate sabe más rico. Prendo la tele y descubro una nueva serie "The Big Bang Theory" y van al toque dos capítulos muy divertidos. Continúo con sensación: "es muy temprano para levantarme". Circulan ruidos de hogar de pie pero me cuelgo también en un doblete de "Sex in the city" mientras le doy "unas vueltas al tejido". Mi hija merodea y le indico que es hora de hacer la "Exquisita" para la merienda y para que la casa huela a horno encendido y le encanta prepararla sola. Hay un espléndido día de sol, la parrilla se va a calentar. Comemos rico porque papá hace unos asados requete ricazos y las cebollitas al rescoldo son una magnífica compañía. Sigo tejiendo al sol y prometemos caminata post almuerzo. Lo que significa: bicis, perras y amigo que se cruce, se suma. Salimos como abandonando el Titanic. Y te dije, se sumó gente. El niño no pierde de vista los árboles desde donde se pueda sentir un Tarzán de ciclovía. 
Ella se ríe de sus ocurrencias porque apenas subido grita como salvaje. Su amigo cuida la perra y ata la cuerda al manubrio y Gloria arrastra la bicicleta con la energía que la invade.
La Negrita, no. Sigue apretada a mis pasos, se detiene en las esquinas para que la levante y crucemos, rodea a los niños si se acercan desconocidos, y eso que no pasa de mis rodillas. Pero a las 16 mi feliz carroza se convirtió en zapallo. ¡Qué digo zapallo! En hiel se convirtió. Entraba a trabajar en minutos y no hubo bostezo, digestión ni: "mamá no te vayas ... " que pudiera remediarlo.
Estoy feliz porque estoy construyendo mis domingos, nuestros domingos. Me ha costado mucho lograrlo, para qué negarlo. Pero era hora, nena.

1.6.10

ESPECIES, GRUPOS, SÍLABA TÓNICA Y TABLA NUMÉRICA (NÓMADE O SEDENTARIO)

No sé si estoy loca o simplemente, estudiar, aprender, repasar, me gusta. Buscar, encontrar, comprender. El abanico se me amplió otra vez y me encuentro con el repaso de historias rescatadas del olvido. 
Cambian las metodologías, el tiempo pasa pero la historia, lengua, matemáticas y la mar en coche, quedan.
Antes me sentaba con una, ahora con dos. Y no precisamente juntos sino aprendemos en vivo y en directo lo que han sido las invasiones inglesas.
¿Tendré alma de maestra ciruela? ¿Ganas de hacer el picadito con papel glasé otra vez? Volvemos a las reglas ortográficas, a la clasificación de palabras según la acentuación, a los aborígenes y su costumbres, a los animales según grupo y especie...
Tengo que describir algo de un pueblo aborigen, me dice ella y voy a contar cómo se vestían (jamás contaría, por ejemplo, como cultivaban). Él, sin embargo, hace los deberes rapidito y de parado. Le preguntamos: ¿tuviste prueba hoy? No sé... y al rato ¿qué es tener prueba? 
Si no enloquezco entre el desarrollo de la comunicación desde 1810 a 2010 y la descomposición de números en dieces y sueltos, es porque la natación me mantiene, justamente, a flote. 
Bendita sea el agua cálida de una pileta climatizada.

26.5.10

CONTRARIEDADES COTIDIANAS 20: SOBREVIVIR AL BICENTENARIO

  • Actos, contra actos y recontra actos. Sencillos y conmovedores. 
  • Tiramos la cadena y sale el agua celeste y blanca.
  • La Giménez tan defensora de animales que se hace y fue al Colón con una capa y que no me venga con que era de piel sintética...
  • Chocolate, pastelitos, locro, empanadas. Carne al horno porque llovió para el asado. 
  • Que si vengo que no voy que si estoy que me pierdooooo y los políticos que no iban y otros que morían por ir. Donde sea. Aunque sea una vueltita en la moto Puma por el Parque Sarmiento.
  • Nuevo aniversario: hace exactos 7 años casi me muero de neumonía con mi bebé adentro. UTI y esos recuerdos que no voy a borrar... pero quiero.
  • Amores perros: amor guardá las perras que van a tirar fuegos artificiales. Ya los tiraron. Ah. ¿Y las perras? Duermen al lado del calefactor, ni se enteraron. Chan.
  • Viene mi bi: me voy a poner mi sencillo vestido de novia cual dama antigua y me anda, orgullosa digo que me anda y hasta grande... de busto. Buhhh buhhhh.
  • Ahora el Mundial y Bingo! No vemos más en color: celeste y blanco hasta en los calzones.
  • Bicentenario con v o b? y Virrey? y binario? y bisexual? y viva el pollo con arroz amarillo?
  • La mamá guardó las escarapelas para la ocasión. La mamá no se acuerda dónde. La mamá confecciona unas chotísimas con mostacillas que nadie se las quiso poner. Bi hippie.
  • Bajo folklore y canto, hay canciones muy bonitas! Quiero amar mi país, desnudandolóoooo, desnudando sus voces, que en fondo son gritos... ¡Sacá ese bajón, nena! Prefiero que rompás un rato con Chambao.
  • Y siguiendo con lo bi. Marido dice: me compré un chaleco bipolar. What? ¿No será reversible? Sí, eso.
  • Juremos con Gloria (mi perra nueva que rompe todo) seguir.

23.5.10

PLANTAR UN ÁRBOL, ESCRIBIR UN BLOG ¿TENER UNA FAMILIA?

Todas estas semanas se ha armado un buen rocanrol con respecto al matrimonio homosexual, marchas y contramarchas y enfrentamientos eternos en radio, tele e internet. 
En resumen, en el fondo, creo que todo demuestra una efusiva intolerancia a lo que algunos consideran diferente o "antinatural", si vieran como viven mi tortugos su sexualidad durante los veranos tórridos verían que lo natural va mucho más allá de lo que cada uno cree. ¿Qué es lo natural? 
En definitiva, escribo esto diciendo que, aunque tengo una familia tipo (nos falta el Fiat 600) apoyo toda inciativa que involucre adopción por parte de homosexuales, personas sin compañero del otro sexo y donde se pueda contener un niño educado con libertad, amor y sin prejuicios. 
Admiro a ellas porque lo han logrado y tienen familia de su lado y son mamás como yo y vos y divinamente bien llevados. Para Belén, una estatua y miles de abrazos.
Una amiga que supo tener un niño en guarda goza de toda mi admiración y cariño y lamento que no haya podido adoptarlo. Las leyes... sabemos... las leyes.
Mi hijo nos ha dibujado. La familia tal cual él la conoce. Me encantan los dibujos y sus visiones que allí traslucen. 
Huevos, vínculos, involucrarse y sacarse el velo, es el gran paso. APOYO LA UNIÓN HOMOSEXUAL Y LA ADOPCIÓN SI SE TIENE EN CUENTA EL CAMBIO FUNDAMENTAL EN EL CONCEPTO DE FAMILIA. ¿Qué pienso yo? Que hay que volcar la mirada hacia el NIÑO. Y el niño lo que desea es un adulto, que lo contenga, lo mime, la atienda y le enseñe. Una mano tibia, un corazón abierto, una merienda calentita y sueños para soñar.
No precisan curas o políticos o doñas rosas discutiendo sobre su destino sin involucrarse en los desprecios y humillaciones que viven a diario en la calle, en los trenes, como limpiavidrios o en los comedores donde las porciones son cada vez más escasas. 
Esta es nuestra familia, dice Enzo. Pero está claro, podría ser de muchas maneras.

22.5.10

¿QUÉ VES?

Veo veo. A veces acudimos a los juegos de la infancia para entretener a los chicos de "ahora" porque se aburren rápido, porque siempre esperan lo que sigue: ¿después que hacemos? y les cuesta disfrutar el AHORA. Ahora, mientras tanto, mientras vamos en el auto... miramos autos rojos, leemos carteles, gritamos PERRO cuando vemos uno y los sumamos. Si están haciendo kk vale doble. Y si ves un GATO, triple. 
¿Les enseñamos a jugar al elástico? ¿saltar a la soga? Tiiiiic taaaaaac. ¡Carta! ¿Para quién? También, sí, al cartero. En casa había un pasillo laaaargo que era especial para eso. También tenía una hélice que se disparaba por un alambre retorcido y pum al aire, pero era verde y teníamos ligustros. Horas buscando la hélice.
Mis hermanos fabricaban barriletes con caña. Le mandábamos cartas a través del hilo. La estatua, el pisa pisuela, el viejito (la atrapadita, traduzco). Puro movimiento y poco culo en la silla. Mucha escondida, ring raje, la farolera "trompezó", teléfonos descompuestos, zancos inventados con tachos y sogas. Alto ahí con pelotas de goma a rayas que se escapaban hasta el infinito. 
¿Pura nostalgia? No, sé que no seré una niña otra vez. Pura diferencia y el correr de los tiempos.

13.5.10

DAME NESQUIK

El niño además de sorprendernos con su desplazamiento en el cole, la verdad que en este primerito resultó como un pez en el agua: nada crol, pecho, espalda y mariposa sin ninguna complicación, tiene actividades que lo insertan en lo cotidiano para aprender, por ejemplo, los números. Jugamos a la Oca, los dados, las cartas y cuenta y dice quién gana o saca más puntos.
Ahora la actividad será armar un supermercado en el aula. Tuvo que llevar envases vacíos y como yo junto los "residuos secos" tenía un buen lote de botellas de jabón líquido, suavizante, cajas de té, fideos, etcétera. Cada uno aportó lo suyo. Además, en el libro vienen billetes y monedas troquelados y hoy inauguran. Pero a él lo que más le llamó la atención es que alguien llevó una lata de Nesquik...batido del cuál es fan ya sea en frío o en caliente.
Ayer, mientras le preguntaba los roles que ocuparían en el negocio, me dice: a mí me toca ser el vendedor de Nesquick y viste mami el chico de cabeza redonda? bueno, es mi asistente.
Me lo imagino en el rol con bigotes de chocolate y un asistente solamente para vender la chocolatada.
A mí me gustaría ser la patinadora, opina ella, pero en un super de verdad.
Hoy quiero ser una mosca molesta y resistente y entrar a ese mini super para no perdérmelos.

6.5.10

LA VACUNA LUNA LUNA LÚ

Me cuesta tanto llevar a vacunar a los niños. Es porque yo fui una cobarde de aquellas con las vacunas, el dentista y todo lo que implicara invasión corporal que pinchara. Azul es sumamente exagerada porque a la dosis de la jeringa le suma sobreactuación con unos sollozos extremos. Una vez tuve que firmar en una clínica que me comprometía a darle los antibióticos por boca porque no se dejó canalizar y otra vez una enfermera no la podía vacunar, ella decía: esperá que voy al baño y vomito, buahhhhhh. Iba y volvía. Y cuando la pinchó no sintió nadita.
Hoy fuimos con ambos para la famosa H1N1. ¿Va a doler? No, la aguja es finiiiiiiiita. Todo normal hasta que entramos al vacunatorio y Oso entró en pánico. Mami mami mami. Azul peló brazo, yo le apreté la cabeza en mi pecho y listo. Le dijo a él: nada de nada. Cuando le tocó, tampoco dolió. Luego volvíamos en el auto y  desempolvé mi vieja experiencia en el asunto:
Mamá tenía como 6 años y la nonita que era joven entonces,  la llevó a vacunar. Rossanita era chiquita pero coqueta, llevaba una carterita de cuero blanca de esas que se cierran a presión así: click. Le pidió a su mamá que le diera el carnet vacunatorio para llevarlo. Y ahí fueron las dos en colectivo. Cuando bajaron, la pequeña dijo: dejé la carterita en el ómnibus, ahora no me van a poner la vacuna. Pero la coartada me salió tan pero tan mal porque me tuvieron que poner todas de nuevo para tener completa la certificación para ingresar al primario.
Papi, al volante, me miró de reojo y me dijo: ¿qué hizo tu vieja? Nada, me compró un helado, dije. La verdad es que no me acuerdo que hizo. Pero si no me compró un helado, le pega en el palo. 
A los chicos les encanta que le cuenten anécdotas de los padres en las que puedan identificarse u opinar que hubieran hecho ellos en ese lugar. Mi marido sentenció: yo te las hubiera hecho poner todas en un día y en el mismo brazo por caprichosa. Y me vengué: ¿y vos que te hiciste caca en segundo grado y nadie quería ir al lado tuyo en el transporte?
Los chicos se despatarraban de la risa. Pero papá se defendió "lo mío fue involuntario, lo tuyo a propósito".
Al niño le encantan las historias escatológicas pero ella preguntó: ¿y era linda la carterita?...

4.5.10

BAD ROMANCE oh oh oh....


Más de una vez descubrí a mi mamá cocinando y cantando: "Anoche te esperé bajo la lluvia dos horas... mil horas"... zarazazazaza... 
O tendiendo la ropa mientras trataba de entonar "Estoy verde...no me dejan salir", veíamos Badía y Cía. y me llevó, justamente, a ver una especie de concierto de clips en pantalla gigante auspiciado por Topeka (ideas para ponerse) Imaginate. También en un recital de Porsuigieco en Córdoba, la primera en entrar fue ella con mi tía ¿Porcuá? Porque un día fue prohibido, al otro día, Charly dijo: para mayor seguridad, se permitirá que los padres vengan acompañados por sus hijos. Y ahí fuimos. Le gustaba la banda de sonido de The Wall, aclaro, mi vieja era bien grande. ¿Mother do you think they`ll drop the bomb?
Ahora, esta mamá que soy, le hace a Lady Gaga (Gaga por Radio Gaga de Queen, me dice mi hija) Y cuando ella no está mientras cocino me oyen las perras aullar: Oh-oh-oh-oh-oooh! Oh-oh-oooh-oh-oh! Caught in a bad romance. Y está buena. Un pop que pone pilas. 
Eso quiere decir que pertenecemos a una familia cuyo mandato generacional en cuestión fenemina viene por heredar el nombre Virginia y, como segundo término, poseer algún que otro gusto musical en común. 
Madonna quedó en el medio. Compartido con mi vieja y en algunos momentos con la pequeña Gaga de 10 años.