16.10.10

MADRES IMPERFECTAS


Hijos míos y de los otros les voy a poner al tanto de una ¿novedad?: las mamás somos imperfectas. Solemos abrigarlos de más, pasar por la boca el chupete que se fue al piso o gastar demasiado alcohol para desinfectar cosas inútiles que sólo los hace estornudar.
Las mamás tenemos sueños de ganas de dormir y de ensueños. Nos gustan muchas cosas, además de ser mamás. Nos gusta ser minas, arreglarnos, comprarnos cosas para nosotras solas y, de vez en cuando, salirnos de los carriles (con un vinito, una fiesta o un escote)
Las imperfectas nos arreglamos rápido con un omelete, patitas de pollo y salchichas aunque odiemos el fast food, porque esto incluye ser contradictorias.
Nos gusta salir, discutir, leer cosas que no sean de bebés y odiamos (es mi caso) los títeres. No así los libros de cuentos (mientras no sean los clásicos) ni las pelis que no tengan que ver con princesas bobas.
A las mamás de este estilo nos encanta que nos digan que estamos lindas y somos buenas, aunque seamos culposas y robemos media merienda sumando calorías innecesarias. Pero la imperfección permite eso. Lo siento.
Igual siento el día que, pequeño mío, te hice abrir la boca para darte las gotitas para el resfrío y te mandé las concentradas de las nebulizaciones: “estas botitas son ricas, mami”, me dijiste. Miré la etiqueta mientras discaba emergencias. Dormí a tu lado con los ojos como platos y vos te chupabas el pulgar, con los ojos como platos también. El efecto era el insomnio.  
A veces nos confundimos y los llamamos por el nombre de los perros: Lucas a tomar la leche… eh digo, vos, vení. Estamos para el diván y ahí hemos llorado o reído horas de nuestras vidas. Hemos cambiado las mochilas y enviado al más grande al primario con un pañal en una bolsita y al más chico con el germinador.
Las madres imperfectas engañamos. Parecemos ohhh pero somos uyyyyyyy! Equivocamos horarios de cumpleaños, confundimos compañeritos, desteñimos uniformes, descabezamos peluches al meterlos en el lavarropas y les enseñamos canciones antiguas e imperdonables. Son los abuelos los que enseñan el arroz con leche. Pero no importa. Seguimos engañando con grandes manjares que tienen demasiada verdura, decimos que no va arder y arde, que no va a doler y duele y también que ya va a pasar. Y pasa. Eso sí, pasa.

Esta madre imperfecta que a veces estalla como un volcán, que esgrime derechos y a veces quiere huir, que hace coreografías absurdas y los busca a la salida del cole sin maquillar y de jogging les dice hoy, octubre de 2010, que ustedes son lo más bello y puro que me pasó. Ya no me imagino la vida sin mis dos soles que me potencian, me vacían y me llenan, una y otra vez.
Que gracias a ustedes, mis chicos, y a la cámara de comerciantes de nosequé, desde el viernes estamos festejando el día y los persigo y los amenazo y hago que busco los regalos, que me digan con que letra empieza y de qué color es. Pero es lo de menos, lo más es tenerlos, tocarlos, vivirlos, oírlos, mirarlos crecer.
Por lo demás no se preocupen que las mamás perfectas no existen y el lunes andaremos cambiando talles, máquinas de hacer pan por masajeadores,  chatitas por sandalias con taco o cosas que “te hacen falta” por otras menos útiles. Porque las mamás también somos jodidas.
Todos tenemos o hemos tenido una.

13 comentarios:

v dijo...

Que lindo Ross! El hecho de ser madres implica ser JODIDAS, ninguna escapa a eso. Que sigas festejando todo el finde y el fiel reflejo que sos una madre de la hostia son esas dos hermosuras, esas dos caritas felices. te quiero!

Una vez le puse gotas "OTICAS" en los ojos a María y después de darme cuenta juré que si la dejaba ciega me bajaba medio frasco en cada ojo, por suerte (para las dos) fue solo un susto.

Charo dijo...

Te leo siempre y hacer rato que no te comento. Me hiciste emocionar, hondo, hondo. Beso grande y feliz día mañana!
Ah! voy a poner el enlace en mi facebook.

Rossana Vanadía dijo...

V, pobre María, midió estas madres!
Gracias Charo y feliz día para vos!

laura dijo...

aajaja me entantó, todo TAN tal cual! muy bueno Ross! feliz día para vos

Marisa dijo...

Hermoso Ross!!! Y la verdad, que muy real!!!! Me emocionó muchísimo y me ví reflejada en la mayoría de las cosas!!!
QUE PASES UN HERMOSO DÍA MAÑANA!!!!!

Rossana Vanadía dijo...

Y Lau, somos así y las Susanitas existen en las historietas, que mierda.
Marisa, años y años de querer hacerlo bien y de hacer como nos sale. Ellos nos entienden. O no. En el fondo, sí.

Anónimo dijo...

feliz dia de la madre ross!!!! un beso enorme
gaby del sur

Araña Patagonica dijo...

tal cual.. ni mas ni menos.
nos equivocamos porque nadie nos enseña a ser madres.
y ellos perdonan esas imperfecciones porque el amor es más fuerte, como diría Fito..

besos y que tengas un gran dia!!

horacio dijo...

este tiene que estar en el libro. hermoso.

Ignacio Badano dijo...

buenisimas reflexiones... para el dia del padre varios deberiamos hacer nuestros mea culpas :D felicitaciones y feliz dia!

Tendenciosa dijo...

Muy bueno Ro, me siento 100% identificada y aliviada! jajaja creía que era la única. La absolución que más me tranquiliza es saber que me puede NO GUSTAR LEER COSAS DE BEBÉ!!!!!!!!!!!!!!!! (prefiero mil veces Vogue!) Y aún así mi hijo es lo más maravilloso que tengo, y pongo lo mejor de mi en ayudarlo a crecer.

Gabriela Castillo dijo...

Ayyyy Ro!!! Me encantó

Carolina Belenguer dijo...

Tan real!!! y somos miles de millones las que hacemos esta ODA a la imperfección... y al amor más grande que hay también.
Un beso enorme Ross, vas a tener un Día de la Madre fabulosamente...imperfecto??
Sí sì a puro beso y abrazo!