28.6.07

LA FAMILIA, EL AMIGO Y LA MAR EN COCHE

Mi niña es experta en Lengua, como la má y el pá. Mucho libro, historias, vocabulario. Pero matemáticas, parece que no gusta. Bah, no atrae. Pero igual hay que estudiar. Y le damos, ambas, toda la famlia. Al punto que el pequeño anda diciendo de memoria un par de cálculos. Pero...¿tanto ha cambiado todo que para sumar dos cifras tenemos que hacer tres cálculos o acudir a los "amigos", las "familias" y la mar en coche? A ver... si los docentes que rondan el blog me explican algo... En algunas "sumitas" o "restitas" se puede acudir a los "truquitos" pero en otras, invariablemente, no. Imposible. Y se nos queman los libros. Y el "celebro" que deja de celebrar. ¿Adónde fueron a parar el "me llevo una", la unidad-decena-centena y las fichas que me hacía el viejo rebanando el palo de escoba y las pintaba en rojo, amarillo o azul? También estoy solícita: quiero que algún/a psico me explique sobre cuándo se alcanzan los niveles de abstracción en los niños para resolver cálculos sin dedos que ya ni con la inclusión de las tortugas y el salchicha nos alcanza.
Posted by Picasa

13 comentarios:

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
YAYA dijo...

Su nena está lista para las operaciones concretas, parece que algún docente pícaro se evitó el laburo de introducirla a percepción de los números como ficciones lógicas, de ahí que probablemente tenga que sustituir toda una estructura de números como símbolos de objetos y no como cuantificadores por otra mucho más parecida a la realidad.
No vaya a creer que le va a tomar mucho tiempo, de todos modos si le gustan las letras tarde o temprano va poder con los números ya que sin ellos (y sus principios, no hay discurso).

(No busque una psico, dele tiempo [y un poco de mucho apoyo], que cuando arranque ¡No la para nadie!)

Ahora sí.

Karina Morales dijo...

A mi juego me llamaron! jajajaja. Mirá, decile a Azul que se tome el micro y acá le explico con tapitas, bolitas y el infaltable equipo matemático (unidades rojas, decenas amarillas y centenas azules)las cuentas.
Ahhh, obvio que usamos los dedos o cualquier otro elemento concreto. Acordate que según el gran Piaget un niño puede comenzar a abstraer a partir de los 11 años ...aunque esos tiempos han cambiado un poco.
El finde subo el otro artículo con la foto del osito, despues te linkeo como salió en EDUC.ar
Besos!

*cyn* dijo...

mi hijo mayor si uso decenas y fichas y eso para comenzar con sumas y restas. Y también ahora en tercer grado ya maneja formas de hacer cuentas mentales. Igual el disfruta mucho esto, le gusta realmente, ya que a veces vamos caminando y me pide que juguemos a hacer cuentas! Asi que me obliga a mi (que soy bastante madera) a hacerle cuentas y yo tener que sacar antes el resultado!

cariños

Araña dijo...

Ross.. si de algo te sirve, mi hija que ya tiene 13 años todavia sigue utilizando los dedos.
En casa TODOS somos un queso para los números y sin embargo puse toda la onda durante los primeros años de clases de mis hijos mayores. En séptimo año se me complicó MAL.
Tuve que mandarlos a una maestra particular porque no sabía de lo que me hablaban.. los tiempos cambias mi querida..

un beso grande y buen finde

Rossana Vanadía dijo...

Yaya, hablando de concreto, es lo que menos veo en estos momentos... Pero sigo intentando.
Kari, te la mando ya hasta las vacaciones! Pero se me hace que con María se la van a pasar pintando y bailando.
Cyn, nosotros hacemos puros juegos de palabras. El asunto que ella necesita ver lo que cuenta y le enseñan todo por cálculo. No sé como explicarlo. Por ejem, averiguar que número hay que sumar a otro para dar un determinado resultado. Es decir, una ecuación.

Rossana Vanadía dijo...

Araña, creo que hoy corro y me lo compro a Paenza, bué, al libro, aunque a él lo quiero de tío para que me cuente esas cosas que cuenta. Yo tengo el cerebro bastante repartido porque me interesa tanto la ciencia como el arte. Es raro, pero sí. Aunque en física soy un asco mal.

Marian dijo...

jaaaa
tal cual como dice Kary, no queda otra que explicar unidades, decenas y centenas con los respectivos colores, rojo, amarillo y azul. Al tiempo de antes. Usar el ábaco. Contar con los dedos. Con los lápices. Con maices. Con material concreto.
La abstracción hacia los 12 debería estar... digo debería porque hay un abanico tannnnn grande... me han consultado docentes desesperadas por los alumnos de una escuela técnica que contaban con los dedos... como he visto niños que podían realizar algunas abstracciones a los 9 años...
Armate de paciencia (como en todo) y a contar y contar y contar.
Luego de incorporarse la noción de suma y resta con dos cifras, suele ser util darle cálculos mentales, sin la apoyatura gráfica... y me contás (no vale que agarres la calculadora, eh!)
jaaaaaaaaa
besos

Guzamadour dijo...

yo ya no me acuerdo como se hace una division con decimales, tanta calculadora me atrofió el cerebro

Turca dijo...

Para evitarme este momento que estás pasando mis hijos van a una escuela Waldorf...
No te frustres!!! Creé en ella.
Besossssssssssssssssss.

Rossana Vanadía dijo...

Turca, la nena fue preescolar a uno, basado en la escuela de la señorita Olga, no sé si conocés. Pésima experiencia, bah, fue una venta de un método que no tenía pié ni cabeza. Así que fuimos a lo clásico.

ximena dijo...

¡¡Uy Ross qué escenario, leyéndote me puse a pensar en cuando mis chiquis sean más grandes y me las tenga que ver con esas vicisitudes, qué desafío!!

Turca dijo...

Ni idea de esa señorita! Contame...
La antroposofía es toda una filosofía, y la pedagogía antroposófica (escuelas waldorf, bah), para mi son una maravilla. Y Córdoba es la única provincia que las tiene aparte de Baires!
Besossssss y paciencia!