2.2.08

¿CÓMO TE EXPLICO?

Yo tenía 7 años. Una nena, creía en los Reyes Magos y pasaba a tercero. Y fui tía. Una tarde alguien nos llevó a mí y otro tío de 5! a ver Titanes en el Ring mientras él nacía. Yo, siendo hermanita menor, ni idea de toda esa historia. Un bebé en la familia, una novedad gigante y mis viejos grandes para ser padres y jóvenes siendo abuelos. Martín, que lindo nombre. ¿Cómo te explico? Hoy, tantos años después la sonoridad de tus seis letras se me transforman en lágrimas de puro amor. Porque has sido el primer bebé que amé de corazón, que deseé ver cada día de la semana, que ayudé a bañar, con el que compartí vacaciones, días y noches, mimos y hasta travesuras. El primer bebé de una fila larga de primos a los que mucho más tarde se sumaron mis hijos. ¿Cómo te explico? A la par: recitales, discos, Prodan, Divididos, García, Pappo, Redondos, la Fabi, recitales, bares, pubs. Fiestas electrónicas, amigos en común, viajes, holas y adioses. Siempre conectados por alguna razón: el otro día me acordé de vos cuando veía... Mi niño es zurdo como vos, lo observo agarrar el lápiz y veo tu mano oscurita haciendo la misma operación (¿te acordás que borrabas lo que escribías con la misma palma cuando te regalaron la Borramate?) Sociable, exquisito, soñador, atorrante, sagitariano a full. Que lindo sos. Que hermoso quererte y ser tu tía. Que orgullo. ¿Cómo te explico? Dentro de poco te vas y hoy me avisaste de trámites y esas cosas. Tonteras que a mí me emocionan. Me hacen desear profundamente tu felicidad. Hacerle entender a muchos que el exceso de amor no daña, es un seguro de por vida. Es un pasaporte a lo que se te ocurra y que da más ganancias que el tan codiciado documento de la CEE. Y todo ese cariño claro que puede caber en casi un metro ochenta de un “gordo”, un “zurdo”, un “vanana” como vos, nenito de la tía.

11 comentarios:

LAUREANA dijo...

Qué emoción, cuanto amor, qué bueno eso de ser tía joven y crecer a la par de los sobrinos, tengo un par de casos en mi familia de tías-sobrinas de la misma edad, ahora grandes, embarazadas y pariendo sus niños casi al mismo tiempo, un vínculo impresionante, lindo, lindo de veras...

Araña con antifaz dijo...

Creo que en alguna oportunidad, expresé aquí lo hermoso del vínculo.
Tengo muchos sobrinos propios y prestados, pero el vínculo que se ha creado con mis sobrinas (las mayores) por la poca diferencia de edad, es hermoso.

Un beso y que tu gordo tenga toda la suerte que se merece.

Silvana dijo...

Me emocionaste mucho. Me pasan esas cosas con mi hermano, que es 15 años menor que yo. Compartimos tantas cosas!!!! Lo disfruté tanto de chiquitito!!!

Marce dijo...

Qeu lindo tanto amor por tu sobrino. Creo qeu siendo vos tan chica y tener un sobrinito fue como verlo crecer junto a vos.besos.

cyn dijo...

tan pero tan lindo lo que escribiste, y de una manera que llega tan al corazon. Hermoso Ross.

Pansita* dijo...

Voy a ser Mamá y a la vez tia por primera vez y en doble partida.
Todo llegó de repente, y leyendote me dieron esas ganas de escuchar a alguien por primera vez diciendome tía.

Un beso.
RO.

madre hay una sola dijo...

Yo soy tía malcriadora a full. Y me la banco. A mi sobrina de diez, que ya empieza con la preadolescencia y viene jodida, le digo todo el tiempo que si se pelea con la madre se viene a mi casa y listo. Mi hermana chocha.

POCKETBLOG dijo...

Mis hermanos me doblan en edad...y siempre estan ahi para mi, lo cual me hace muy feliz.

quiero invitarte a ti y atus lectores a que visiten mi blog. Es un blog sobre una revista de blogs

www.guiapocketblog.blogspot.com

saludos!! y a seguir escribiendo!!

Kolo dijo...

que bueno debe haber sido tener un sobrino a esa edad!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Te conté que Cesar se llama Martín de segundo nombre, justo por eso, por lo sonoro. Que increíble!
Me pasa exactamente lo mismo con Agustín, mi primer sobrino.
Un beso enorme y suerte para el muchacho!!!
Kari

Silvana dijo...

Pasate por mi blog, que tenés premio!