4.2.11

EL CLUB, LAS VACACIONES Y EL CULO SUCIO

Cuando yo era chica, no fueron épocas de grandes vacaciones para mì. Más bien se reducían a ir al club a la tarde (recuerdo levantarme y pararme en la esquina para hacer el cálculo meteorológico para que no se me arruine la pile) donde jugábamos a la "madre": uno se tiraba así y todos nos tirábamos igual, luego venía el sánguche y la coca y eso daba paso a las cartas: el desconfío, el culo sucio y el chancho.
De fondo sonaba un dj (el Tata) que entonces era el propalador (midió que antiguo todo eso) y ponía El extraño de pelo largo, Funkytown y los Bee Gees. Usábamos el pelo con permanente y flequillo, pantalones Little Stone y bolsos marineros. 
El color de la piel superaba el negro caribe, el sapolán ferrini tenía un olor a coco repugnante y si no te tostabas bien te ponías un gel de coty en las gambas que manchaba hasta el tapizado del auto. En la carra tierra hindú y para delinearnos Kohl. Así de estupendas salíamos del club, caminábamos 8 cuadras y hacíamos puerta en alguna casa. Inventábamos romances, algún top ten de galanes y muchas ilusiones. 
Marzo era lo úncio que rompía el hechizo. De vuelta al cole aún la marca de la bikini seguía incrustada en ese cuerpo adolescente candente que, al año siguiente, regresaría con otras formas y modas.

3 comentarios:

laura dijo...

uh, qué flashback, yo soy más grande q vos, así que todo eso lo viví más terminando el secundario, pero cuántos recuerdos, el gel de coty jajaja tal cual, qué genial lo contás Ross.

Sandra (cien veces...) dijo...

Yo usè ese gel de Coty. Si te lo sabìas aplicar era excelente.
saludo

Pepita dijo...

Mis vacaciones eran muy parecidas, pero ya por los 90..qué lindo leerte.